La epidemia se expande más despacio, pero los muertos marcan otro máximo

El virus se cobró otras 769 vidas en 24 horas y los infectados totales son ya 64.059


redacción / la voz

Nunca desde que se inició esta crisis por la epidemia de coronavirus el número total de nuevos casos detectados en 24 horas había sido menor que en los dos días anteriores. Esto indica ya con más claridad que la curva de contagios se está aplanando y el pico máximo de nuevos infectados tiene que estar muy cerca, hacia principios de la semana que viene. Con todo, ayer se notificaron otros 7.871 casos, que son 707 menos (un 8,9 %) que el día anterior y suman un total de 64.059. Lo que sí parece un espejismo es el menor incremento de los fallecimientos del jueves, porque en las últimas 24 horas fueron 769, un 14,8 % más que, en cualquier caso, es un aumento bastante menor al 30 % habitual durante la semana pasada.

«El incremento observado en los fallecimientos se ha ido estabilizando. Es cierto que tenemos más que el día anterior, pero porcentualmente es equivalente al de las últimas jornadas», señaló el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES), Fernando Simón. En cuanto a los casos totales detectados, explicó que «el alza ha sido inferior a los días anteriores, de un 14 %, lo que indica que se están suavizando. Sin embargo, hay que ser prudente porque puede haber artefactos de notificación que indiquen que no ha sido tan importante este descenso».

También hay relativas buenas noticias en la parte clave, la capacidad de resistencias de los servicios hospitalarios. «El incremento del uso indica la misma tendencia que teníamos estos días hacia el suavizado», dijo Simón, en referencia a las 486 personas más que hay en estas unidades, frente a las 513 que ingresaron el jueves y las 530 del miércoles.

Aunque el indicio verdaderamente positivo es que «cada día tenemos más pacientes a los que se les ha dado de alta, 9.357, que es casi el doble que el número de fallecidos, 4.858», resaltó el director del CAES, que volvió a incidir en lo mismo: «La presión sobre el sistema asistencial se va a mantener durante 3 o 4 días desde que comience el descenso», con lo que todo apunta que el panorama en las ucis de las comunidades que ahora se ven más afectadas, las que van por delante en el tiempo en cuanto a extensión de la pandemia, va a ser verdaderamente preocupante.

Quizás lo único positivo de esto, como también apuntó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, es que ese ritmo diferente va a permitir, llegado el caso, movilizar recursos o incluso pacientes de unos lugares a otros para que puedan ser atendidos mejor.

Letalidad

Aunque la letalidad total entre los diagnosticados -cabe recordar que son muchos menos de los reales, sobre todo por la falta de test- es del 4 %, se mantiene el reparto por franjas de edad. Entre los mayores de 90 fallecen el 18,5 % de los infectados y el 14,2 de los que tienen entre 80 y 89, mientras que en la rango de 70 ese porcentaje ya cae al 5,7. Por debajo de 50 la necesidad de hospitalización se sitúa por debajo del 10 %.

La cercanía con Madrid disparó los contagios que sufre Castilla-La Mancha

Fernando Simón reconoció este viernes por primera vez que la condición fronteriza de Castilla-La Mancha con Madrid pudo influir en la expansión de la epidemia en un primer momento, aunque actualmente la evolución ya tiene su propia dinámica.

Esa difusión del virus se nota ahora, y con fuerza en la comunidad manchega, cuya situación ya preocupa tanto o más que la de Madrid, La Rioja, Cataluña y País Vasco. El incremento acumulado de los últimos 14 días sitúa a la comunidad manchega, con 183 casos por cada 100.000 habitantes, muy cerca de los registros vascos (189) y con serios visos de superarlos.

Solo entre estas cuatro comunidades sumaron el 60 % de los nuevos casos de las últimas 24 horas: 4.724 de los 7.871 totales. La incidencia triplica la de muchas comunidades e incluso multiplica por casi cuatro las de las menos afectadas como Murcia, Canarias, Andalucía o las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Galicia, con 82 casos por cada 100.000 habitantes, está en la parte media-baja de la tabla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La epidemia se expande más despacio, pero los muertos marcan otro máximo