El ejército señala a Expourense para acoger un eventual hospital de campaña

Los militares visitaron edificios en busca del adecuado para una emergencia sanitaria

;
Despliegue de la Brilat en Ourense Despliegue de la Brilat en Ourense

ourense / la voz

El Ejército volvió a reforzar este miércoles el dispositivo para luchar contra la expansión del coronavirus en la provincia de Ourense. Treinta soldados de la Brilat de Pontevedra y otros treinta de la UME se desplazaron a diversos puntos de la provincia para colaborar en distintas tareas que les habían sido asignadas.

En la capital los militares trataron de dar continuidad al trabajo que realizaron la semana pasada, reforzando la vigilancia en algunas de las calles y espacios más concurridos, pero además inspeccionaron varios edificios con el objetivo de que, si se hace necesario, puedan convertirse en un hospital de campaña. «Vamos a revisar varios lugares que nos han señalado, para establecer recomendaciones en caso de que sea necesario habilitar un hospital provisional», aseguró Ignacio Rico, capitán de la Brilat, que asegura que en las visitas comprueban que los edificios seleccionados tengan buena ventilación, electricidad, accesos en coche, posibilidad de que aterrice un helicóptero y, en la medida de lo posible, se encuentren alejados del centro urbano, al objeto de que la carga viral se aleje lo mas posible de la población. Hay algunos que cumplen estos requisitos. «El recinto ferial de Expourense podría ser una instalación adecuada para albergar camas y equipamiento sanitario, en caso de que fuera necesario hacerlo, además dispone de espacio que se podría utilizar como helipuerto», aseguró el mando, que no obstante aclaró también que sobre la mesa están otros edificios de la ciudad, como el pabellón de Os Remedios. Eso sí, recuerda Rico que se trata de un edificio que aunque cumpliría con muchos de los requisitos, se encuentra demasiado cerca de centro urbano. «Vamos a dar vueltas por la ciudad y a ver otras opciones, pero a día de hoy yo me inclino por Expourense», aclaró. No obstante, recuerda que a día de hoy no está previsto que se ponga en marcha esta medida de contingencia y que su labor se limita a señalar los lugares adecuados para el caso de que las administraciones se vean en la obligación de acondicionar un nuevo espacio para atender a los enfermos de coronavirus, ante un eventual incremento de los casos. La última decisión, por tanto, no la tienen ellos. 

En este sentido, desde el recinto ferial se han puesto las instalaciones al servicio de la crisis sanitaria. Así lo trasladaba el presidente del comité ejecutivo de Expourense, Jorge Pumar, en una carta remitida a las autoridades en la que se pone de manifiesto la versatilidad del recinto para actuaciones sanitarias o cualquier otro tipo de emergencia. 

Además de esta tarea, los efectivos recorrieron varios espacios de la ciudad para comprobar si en ellos se están cumpliendo las medidas de protección establecidas dentro de estado de alarma.

Pensionistas en los bancos

Y dado que este miércoles era día de cobro de la pensión para muchos jubilados, no faltaron los camiones del Ejército en la calle Juan XXIII, donde la presencia de bancos es importante. También lo fue, según pudieron comprobar estos efectivos, la de jubilados, que en algunos casos no respetaban la distancia de seguridad en las colas, por lo que los militares tuvieron que recordárselas, instándoles a que en la medida de lo posible, hicieran rápido la gestión, regresando a sus casas en el menor tiempo posible. «Estamos viendo que se va reduciendo la presencia de gente en la calle, que cada vez los ciudadanos están más concienciados, pero hay que intentar que sean todavía menos los que salen, que todo el mundo se conciencie de que se debe salir lo menos posible», advirtió el capitán de Infantería de la Brilat, que ese jueves se desplazará a otra ciudad gallega.

Por su parte, otros treinta efectivos de la Unidad Militar de Emergencias estuvieron también durante toda la jornada en la provincia, centrándose en labores de limpieza y desinfección de residencias de mayores. Por la mañana estuvieron en Barbadás y Leiro, y por la tarde se desplazaron a O Carballiño. En relación a esto, el alcalde de O Barco, Alfredo García, ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno que envíe a esta unidad para desinfectar la residencia Nuestra Señora de Fátima, después de que dos residentes hayan dado positivo por coronavirus (y varios más están a la espera de resultados).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El ejército señala a Expourense para acoger un eventual hospital de campaña