Giro inesperado: la borrasca cercana a Galicia se transforma en ciclón tropical

El sistema de bajas presiones que impulsa el aire cálido se ha transformado en un ciclón tropical al oeste de las Azores. Este tipo de transformaciones son muy poco habituales


Este fin de semana las temperaturas en Galicia serán algo elevadas para la época del año, con máximas de hasta 24 grados y mínimas por encima de 15 en muchas localidades. El origen de esta anomalía térmica positiva es un corredor de vientos del sur que ha creado el anticiclón sobre la Península y una borrasca situada al oeste de las Azores.

En las últimas horas y, contra todo pronóstico, esa borrasca ha experimentado una metamorfosis. «Lo habitual suele ser que un ciclón tropical se pueda transformar en una borrasca de toda la vida cuando asciende a las latitudes medias. Esto es lo que llamamos «extratropicalización». Pero en este ocasión ha ocurrido justo lo contrario. Es decir, se ha convertido en un sistema de bajas presiones tropical. Una de las características inconfundibles es que tiene un ojo», explica J. J. González Alemán, investigador en la física de la atmósfera.

Este tipo de transiciones meteorológicas no son nada habituales y, por ello, la comunidad científica apenas dispone de casos que permitan contar con un amplio conocimiento. «Tenemos algunos precedentes conocidos como el del ciclón Vince, que experimentó un proceso parecido en el 2005. De todas formas, hemos empezado a detectar este tipo de cambios hace unos 15 años aproximadamente. No es un período de tiempo muy prolongado», reconoce el físico.

Lo que parece claro es que la borrasca adquirió la condición de ciclón tropical gracias a las condiciones que hay ahora mismo en esa zona del Atlántico norte. Por una parte se ha encontrado con poca cizalladura, que son los vientos que soplan en altura. «Además hay una anomalía térmica positiva en la temperatura del mar en esa región del océano. Las aguas cálidas han intensificado la convección», apunta González Alemán.

Este evento ha cogido por sorpresa a los meteorólogos y ahora falta por saber si el Centro Nacional de Huracanes acabará bautizándolo. «En teoría, viendo la imagen del satélite, debería procederse con su respectivo bautizo. Habrá que estar pendiente también de su evolución durante las próximas horas», comenta el experto. Finalmente el NHC lo ha nombrado como Pablo.

En principio, los modelos señalan que el ciclón ascenderá hacia el norte y que no afectará a Galicia gracias al escudo anticiclónico. La previsión sigue manteniendo temperaturas elevadas, algunas nubes altas y vientos intensos del sur, sobre todo en la costa norte. Claro que esta era el pronóstico de seguimiento para una borrasca y ahora es un ciclón tropical. «Llevamos cuatro años consecutivos registrando este tipo de situaciones. No se debe hablar de tendencia, pero lo que sí se puede decir es que ha ocurrido más veces durante el último lustro que en toda la era satelital», señala González Alemán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Giro inesperado: la borrasca cercana a Galicia se transforma en ciclón tropical