Esto es lo que cobrará Antonio David Flores, la sorpresa de «GH VIP»

Mónica Pérez
M. Pérez REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

El exmarido de Rocío Carrasco entró en la casa de Guadalix arremetiendo contra la madre de sus dos hijos

12 sep 2019 . Actualizado a las 13:26 h.

En las últimas semanas han sido constantes los rumores sobre los posibles concursantes de GH VIP 7. Algunos han ido confirmándose, como el de Irene Junquera, otros han trascendido sin pretenderlo (Belén Esteban desveló el nombre de Kiko Jiménez, expareja de Gloria Camila, sin querer), pero Telecinco ha sabido guardarse un as en la manga y dar la sorpresa en la primera gala del programa: Antonio David Flores. Alejado desde hace unos años de la televisión y enmedio de una batalla judicial con su exmujer, Rocío Carrasco, el ex guardia civil aseguraba que entraba en el reality con una finalidad «no es ganar el premio, es que la gente me conozca», explicaba muy emocionado. 

Antonio David Flores ha reaparecido con un visible cambio físico, mucho más delgado, después de vivir un largo proceso en el que Rocío Carrasco lo denunció por malos tratos psicológicos (algo que fue desestimado) y aún sigue en curso otro litigio por no pasarle la pensión de sus hijos, por el que podría a ser condenado incluso a penas de cárcel. «Me siento liberado porque han sido muchos años de presión mediática por un juicio injusto que afortunadamente ha salido bien», comenzaba explicando. «Han sido los años más duros de mi vida», resumía muy emocionado, dando las gracias a su familia. Antonio David se rompía totalmente cuando Jorge Javier Vázquez le preguntaba por su hijo David. «Me ha dicho: Papá, disfrútalo'». «Le mando un beso y que lo amo, él me ha dicho que lo disfrute y que este es mi reality», decía entre lágrimas. 

Algunos medios como El Español apuntan a que el sueldo de Antonio David Flores sería uno de los más altos de esta edición de famosos de Gran Hermano, junto a Mila Ximénez. Serían entre 25.000 y 30.000 euros a la semana, por lo que ahora se entienden mejor sus palabras en las que afirmaba que «el premio (300.000 euros) es lo de menos». De llegar a la final, el colaborador televisivo ya se embolsaría esa cantidad por su participación en el concurso, sin llegar a ganar el premio final.