Una francesa embarazada pierde a su bebé tras comer queso contaminado con listeria

La mujer consumió un producto de la compañía Brie en Seine-et-Marne, firma que también se vio implicada en la muerte de una mujer de 64 años el 3 de mayo


Una mujer francesa embarazada ha perdido a su bebé después de haber consumido un queso contaminado por listeria. Se trata del segundo caso atribuible a la compañía Brie de Seine-et-Marne, según informó a los medios franceses la Agencia Regional de la Salud de Hauts-de-France, ya que el 3 de mayo falleció una mujer de 64 años que había sido hospitalizada dos meses antes después de comer un producto de la firma que había sido elaborado a partir de leche cruda. A la paciente se le diagnosticó listeriosis grave, que finalmente acabó con su vida.

Después de detectar varios casos de infección por listeria, el Ministerio de Agricultura retiró toda la leche cruda y pasteurizada de la empresa Framagère de Brie. El Gobierno continúa analizando la firma y su actividad ha sido paralizada por las autoridades galas. Anteriormente ya se habían retirado productos de esta compañía, pero hasta ahora nunca se habían producido infecciones mortales, según indica el canal televisivo Bfmtv.

En el 2018, un español murió tras contraer meningitis al consumir queso elaborado con leche cruda. La culpable fue también la bacteria Listeria monocytogenes, pero no es la única que puede ingerirse en alimentos y provocar una enfermedad. El hecho de que un alimento esté contaminado no quiere decir que la persona que lo ingiere vaya a morir o a desarrollar meningitis. Antonio Pose, el jefe del servicio de medicina interna del CHUS, explicaba a La Voz cuando se registró el caso en España que «en cualquier toxiinfección alimentaria hay una resistencia natural, afortunadamente. Lo vemos de forma clara en un banquete de boda, por ejemplo, en donde más o menos se infectan la mitad de los invitados que hayan ingerido el alimento», explica.

En del queso, para que se desarrolle meningitis es necesario que la bacteria sobreviva a las enzimas del estómago, llegue a la sangre y alcance las meninges, las membranas que recubren el sistema nervioso central, hasta provocar una infección. No todos los que consuman el mismo producto enferman. Y esta bacteria no está presente solo en la leche cruda, ya que también se detecta en la carne cuando se toma muy poco hecha. Estados Unidos aprobó el uso de bacteriófagos, que las eliminan, para acabar con la contaminación en esos alimentos.

Las empresas que elaboran queso con leche cruda, que no ha sido sometida a pasteurización (proceso que elimina los microorganismos), están obligadas a extremar la higiene y la vigilancia en todos los pasos de fabricación. También es posible que el alimento se contamine después.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Una francesa embarazada pierde a su bebé tras comer queso contaminado con listeria