Muere un niño de cuatro años en Cataluña tras tragarse un globo

El suceso tuvo lugar el pasado viernes en Olot cuando el pequeño jugaba con sus hermanos

GLOBOS DE COLORES
GLOBOS DE COLORES

redacción

Un niño de cuatro años murió tras tragarse un globo y obstruir sus vías respiratorias. Tal y como recoge el diario El Punt Avui, el suceso tuvo lugar el pasado viernes en la localidad de Olot, cuando el pequeño jugaba con sus hermanos.

Al ver que el niño se encontraba mal, estos avisaron a los padres que lo llevaron de urgencia a un centro médico sin que se pudiera hacer nada por salvarle la vida.

La familia, de origen gambiano, intentó reanimarlo en primera instancia. Ya en el hospital, muy debilitado, los médicos hicieron diferentes maniobras, practicándole en última instancia una traqueotomía. En la autopsia se confirmó que el motivo de la muerte fue el globo, que se quedó pegado y obstruía las vías respiratorias.

Un objeto muy peligroso

Los especialistas advierten que no se debe dejar manipular globos a los niños. En enero de este año el pediatra Alberto García Salido explicaba en La Voz el peligro: «Los globos pueden romper cerca de la cara y con el susto tragarlo. Con la saliva se pega y hace un efecto válvula en la tráquea. Al pegarse es muy difícil de mover»

«Además, los niños repiten lo que ven en los papás -añadía-. Tu inflas el globo delante del niño, coges aire fuerte, lo echas e hinchas el globo, coordinando la respiración. Pero con los niños hay riesgo que lo aspire intentando hacer lo mismo. El globo es un enemigo íntimo de la vía aérea de los niños».

Uvas, grageas de chocolate y frutos secos: alimentos de riesgo para los menores de 5 años

JAVIER BECERRA
LAS UVAS PUEDEN SER MUY PELIGROSAS SI LAS TOMAN NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS
LAS UVAS PUEDEN SER MUY PELIGROSAS SI LAS TOMAN NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS

Tras el caso del niño de tres años muerto de asfixia en Gijón, los pediatras insisten en la importancia de la precaución

Ni uvas, ni caramelos, ni frutos secos. Tampoco grageas de chocolate. Los menores de cinco años no deben ingerir ninguno de esos alimentos. Ni en tiempo de fiestas, ni tampoco en su vida normal. Se trata de normas difundidas con regularidad por los pediatras, pero la pasada Nochevieja cobraron una importancia especial tras conocerse la muerte de un niño de tres años en Gijón, atragantado con un uva.

Uno de los que reforzó ese mensaje fue Alberto García Salido, pediatra del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid. Muy activo en Twitter, su mensaje recordando las prohibiciones, añadiendo también la alerta del peligro del uso de globos, se viralizó de inmediato. «Para los profesionales esto es algo normal, pero entre la población no», señala. «Lo dice la Asociación Española de Pediatría, la Asociación Americana de Pediatría y cualquier asociación vinculada con el cuidado de los niños hablan de tener especial precaución con los alimentos que por forma o por dureza puedan suponer un riesgo».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Muere un niño de cuatro años en Cataluña tras tragarse un globo