Dylan McKay


En el West Beverly High, Andrea Zuckerman era la chica intelectual que no acababa de encajar en la pandilla, la que mentía para poder ir al instituto al cual en realidad no pertenecía y conseguir una beca para Yale. Pero el verdadero verso suelto de Sensación de vivir era Dylan McKay, un personaje diseñado, con su tupé y sus camisetas, como la versión a color del rebelde James Dean para forrar las carpetas de los noventa.

De la mano de Dylan, el chico solitario, incomprendido y sensible que leía poesía, Luke Perry se convirtió en uno de los ídolos adolescentes de su época. Tenía que escapar de sus fans escondido en cestos de ropa sucia y en alguna de sus apariciones públicas llegó a haber heridos a consecuencia del tumulto ocasionado por los miles de seguidores de esta telenovela de éxito mundial que llevó el drama de la revolución hormonal al horario de máxima audiencia y habló de cuestiones como los embarazos, el sida o los abusos dentro de la pareja.

La muerte de Luke Perry elimina cualquier posibilidad de que su personaje regrese en la nueva, y probablemente innecesaria, versión de la serie en la que participará buena parte del reparto original. Al contrario que la mayoría de ellos, Perry logró en los últimos años hacer la transición hacia una interpretación adulta como el padre de Archie en Riverdale. Aún así, Dylan lo acompañará hasta la eternidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Dylan McKay