Hacia un nuevo orden climático

Un artículo publicado en la revista Nature indica que el cinturón tropical está desplazándose hacia el norte y empujando a las borrascas hacia los polos. En este nuevo escenario Galicia sufriría más sequías como la actual


REDACCIÓN / LA VOZ

La Tierra presenta tres franjas climáticas diferentes. Una tropical, situada entre los 0 y los 30 grados latitud norte y sur. A continuación se encuentran las zonas templadas, entre los 30 y los 60, donde reside Galicia, y finalmente las regiones polares. Esta distribución de climas es el precio que paga nuestro planeta por tener su eje de rotación inclinado. La radiación solar no incide con la misma intensidad en los polos que en el Ecuador. Pero ahora el calentamiento global está alterando ese orden climático. «Provoca una expansión de lo que podríamos considerar el cinturón tropical. Y una vez que se expande, las otras franjas climáticas también se ven afectadas. Si nos referimos al hemisferio boreal esto estaría empujando las zonas áridas hacia el norte», explica el meteorólogo Juan Taboada.

En el nuevo escenario climático que está naciendo Galicia sale perjudicada. A medida que el cinturón tropical avanza hacia el norte también lo hacen las borrascas. «Un estudio publicado recientemente en Nature Geoscience constata que las borrascas no solamente se formarán algo más al norte sino que tenderán a moverse hacia los polos con mayor facilidad», dice Taboada.

El clima de Galicia es muy húmedo por su situación geográfica. En condiciones normales las borrascas pasan lo suficientemente cerca de la comunidad como para que sean generosas con las lluvias que transportan. Sin embargo, los modelos están indicando un cambio de tendencia importante de la storm track o ruta de las borrascas. Una autopista atmosférica que comienza en Terranova y cruza el Atlántico hasta Irlanda. Si los pronósticos no fallan, la trayectoria de los ciclones extratropicales tenderá a curvarse y alejarlos de Galicia. «Si esta predicción se confirma en las próximas décadas, esto podría conducir a las borrascas más hacia el norte. La situación sería parecida a la del pasado trimestre, cuando las islas Británicas y la parte norte del continente sufrieron la llegada de profundas borrascas, mientras en la península Ibérica dominaba un potente anticiclón. Esta situación haría que el clima fuese más seco», termina el experto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Hacia un nuevo orden climático