Feijoo y otros barones abren el debate en el PP para regular la gestación subrogada

El presidente de la Xunta la defiende personalmente, pero es partidario de llegar a un consenso social y político

.

madrid / la voz

El debate sobre la regulación legal de la maternidad subrogada está sobre la mesa de cara al congreso del PP. Varios barones, con Alberto Núñez Feijoo a la cabeza, se han pronunciado a favor, pese a las resistencias que despierta en el sector más conservador del partido. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la expresidenta Esperanza Aguirre, y el líder del PP en Andalucía, Juan Manuel Moreno, presionan a Mariano Rajoy para que apoye la gestación subrogada.

El presidente de la Xunta puso la cuestión sobre la mesa en su intervención de lunes en el Club Siglo XXI de Madrid, en la que llamó al PP a hacer una reflexión profunda sobre el vientre de alquiler y la custodia compartida. De nuevo ayer insistió sobre la primera cuestión: «Necesitamos debatir y tomar una decisión». «No se puede negar que es algo que está sucediendo, de lo que hablan los ciudadanos, y se puede mirar para otro lado o tratar de abordarlo, yo soy partidario de lo segundo y el partido también y por eso forma parte del debate político del congreso del PP», señaló Feijoo a La Voz. Admite que es un tema «muy complicado», porque «es un asunto nuevo en el debate político y que despierta tantas sensibilidades diferentes como opiniones y afecta a planteamientos éticos» y reconoce que «el papel de la mujer es muy comprometido». «Yo, que tengo mi propia opinión, no creo que deba abordarse conforme a la opinión de una sola persona, sino que es un asunto tan sensible que debería tratar de regularse conforme a un consenso social y político», concluye. Feijoo también plantea que en España existe un «gravísimo problema demográfico por la caída de la natalidad», que sabe no se va a solucionar solo por regular la maternidad subrogada, pero añade que «cuando una pareja quiere tener un hijo y no puede es un tema que se debe debatir».

La gestación subrogada, que no está permitida en España, se ha convertido en el asunto más controvertido ante el congreso del PP que se celebrará entre los días 10 y 12 en Madrid, una vez que Cifuentes y la valenciana Isabel Bonig renunciaran a implantar las primarias a nivel nacional. Se han presentada varias enmiendas a favor y en contra, pero el PP no han fijado aún posición, aunque el encargado de la ponencia social, Javier Maroto, es partidario de la medida. Tras reunirse ayer con Feijoo, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, tampoco quiso aclarar qué piensa el Gobierno sobre la cuestión.

Cifuentes aseguró ayer que es bueno abrir el debate, aunque reconoció que no será fácil llegar a acuerdos porque toca aspectos morales, pero añadió que hay que abordarlo pues «las leyes y la política deben acompañar a lo que la sociedad va demandando». La presidenta madrileña recordó que hace más de 30 años también las entonces nuevas técnicas de reproducción asistida planteaban problemas éticos «y hoy en día eso está aceptado normalmente». El andaluz Moreno también está a favor: «He visto cómo se han solucionado los problemas de muchísima gente que lo ha pasado mal». Pero en el PP hay una fuerte oposición.

El presidente cree que no podrá ir al congreso del PP

El presidente de la Xunta y del PPdeG adelantó ayer que no va a acudir al congreso nacional de su partido si, finalmente, el nacimiento de su hijo coincide con las fechas de la cita, que se celebra en Madrid entre el 10 y el 12 de este mes: «Lo primero es la paternidad», dijo Núñez Feijoo, que ha colaborado en la ponencia económica.

Votación
6 votos
Comentarios

Feijoo y otros barones abren el debate en el PP para regular la gestación subrogada