«La operación bikini es una mala idea»

La doctora insiste en que no se arregla en un mes el abandono de once


a coruña / LA VOZ

Hablamos en su consulta, por la que a diario pasan decenas de pacientes víctimas de la gran epidemia occidental: la diabetes. Pero hoy hablamos de otra de las excentricidades de nuestro tiempo: la llamada operación bikini en la que millones de personas pierden el sentido y la paciencia en vez de perder unos kilos, que era lo que realmente pretendían.

-¿Le preguntan más durante estas fechas por cómo perder peso?

-No, porque en la consulta los pacientes vienen afectados por una patología y la cuestión estética queda en un segundo plano.

-Pero en su entorno personal sí que se lo preguntarán, ¿no?

-Sí, claro. En mi entorno siempre me preguntan por esa fórmula milagrosa con la que se puede arreglar en un mes el abandono de los nueve o diez meses anteriores.

-Entiendo que no es muy favorable a la operación bikini.

-La operación bikini es una mala idea por varios motivos. El primero es que se plantea en base a objetivos muy poco realistas. Se utilizan fórmulas extrañas o absurdas y, además, casi nunca se trata de un plan de mejora que se vaya a sostener en el tiempo.

-Sin embargo, hay miles y miles de personas que se enredan en este tipo de dietas.

-Son medidas desesperadas. Para llevar un estilo de vida saludable hay que mantener una constancia. Es necesario tener fuerza de voluntad y eso cuesta mucho. Por eso tanta gente acude a este tipo de medidas menos convencionales.

-¿Actualmente hay alguna dieta que esté más en boga?

-Yo diría que son las mismas de siempre que viene y van. Recuerdo que, con la dieta Dukan, todos los pacientes que la llevaron adelante acabaron, sin excepción, ganando peso.

-Y ¿podría dar alguna pauta sencilla para perder algún kilo?

-Cualquier cosa que se haga, sea grande o pequeña, debe mantenerse en el tiempo. Y aplicar el sentido común. Hacer ejercicio físico aeróbico una hora, tres días a la semana y una dieta equilibrada de estilo mediterráneo.

-¿No hay ningún alimento que facilite la pérdida de peso?

-No. Ninguno.

-Sin embargo muchos se publicitan como si así fuera.

-Sí. En el mercado hay productos que en su origen son muy poco saludables, como la mantequilla y se disfrazan de saludables con alguna característica que sí lo es, como pueden ser los ácidos Omega 3. Ocurre con las galletas con fibra o sin azúcar añadido, pero que están llenas de grasas saturadas.

-¿No cree que estas prácticas deberían ser sancionadas? Al fin y al cabo son las que le llenan a usted su consulta.

-Es una cuestión de educación desde la infancia. Tenemos que intentar que nuestros hijos adopten hábitos saludables. No hay que pensar solo en las autoridades, sino también en los hogares.

-Los paseos están llenos de gente haciendo deporte. ¿Estamos mejorando o pesan más los malos hábitos?

-Por desgracia pesan más los malos hábitos. Y lo vamos a seguir viendo en los próximos años porque hay un desequilibrio claro entre el aporte calórico y el gasto energético que se convierte en un círculo vicioso.

-¿Por qué nos gustan tantos los peores alimentos?

-Porque al gusto le satisface especialmente la ingesta de grasas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

«La operación bikini es una mala idea»