La reválida de tercero augura un mayo caliente para el Gobierno

Sara Carreira Piñeiro
sara carreira REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Jesus Diges | EFE

Asturias y Andalucía no realizarán la prueba, en Cataluña hay 30 escuelas insumisas, en Aragón se filtró el examen y hubo movilizaciones en Madrid

06 may 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Al igual que ocurrió en su momento con Educación para la Ciudadanía, y de una forma más contundente en la escuela pública, la realización de la reválida de 3.º de primaria ha nacido rodeada de problemas y augura un mayo cargado de tensión para ministerio y Gobierno. Hay tres niveles de insumisión ante esta evaluación diagnóstica que comenzó ayer: en algunas comunidades autónomas, en colegios y por parte de las APA.

El primer nivel, el más grave al tratarse de una ley estatal, está protagonizado por Asturias y Andalucía. Aunque las cinco comunidades no gobernadas por el PP (Andalucía, Asturias, Canarias, Cataluña y País Vasco) están en contra de la norma, solo el Principado y Andalucía esquivan las pruebas. La consejera de Educación del Principado, Ana González, echa mano de un matiz legal para evitar realizar la prueba esta primavera: la Lomce aún no se ha implantado en su totalidad -solo en primaria se acabará de incorporar el curso que viene, y hasta el 2017/18 no estará plenamente en vigor en todos los niveles-, y por tanto la evaluación aún no es obligatorio el examen. Andalucía, por su parte, opta por una evaluación continua y global de sus alumnos, a los que evitará el estrés de una prueba que dura al menos dos días.

Mientras las dos comunidades citadas se enfrentan frontalmente al ministerio, en cuatro autonomías ya se ha celebrado la prueba: además de Ceuta y Melilla (regidas por el Estado), el lunes comenzó en Cataluña y Navarra, y ayer empezó en Madrid y Aragón. En todos los territorios hubo problemas: Cataluña ha sido la más combativa, ya que se ha creado la denominada Red de Escuelas Insumisas a la Lomce, de la que forman parte unos 30 centros de Barcelona, Llobregat, Maresme o Gerona, entre otros; los padres de estos colegios han realizado sentadas y actos de protesta ante los centros a las horas de los exámenes. Lo mismo ocurrió ayer en Madrid en algunos colegios, movilización organizada por las APA de los centros públicos (FAPA en Madrid) mientras los claustros realizaban las pruebas, ya que el colegio no puede objetar.