«Mars One», ¿un Gran Hermano en Marte?

«One way astronaut» es el documental que recoge las claves de este proyecto que enviarán, en un viaje sin retorno, a 24 personas al planeta rojo


Redacción

Los aspirantes a vivir en Marte del proyecto «Mars One» han publicado, en un documental independiente, sus motivos para vivir en el planeta rojo.

«One way astronaut», la película de 54 minutos, habla sobre «un concepto innovador de alto valor periodístico», según su producto Peter Tetteroo que, asimismo, ha señalado que el interés mundial por el proyecto «Mars One» es «revelador sobre las inquietudes de la sociedad actual y sobre cuáles son sus esperanzas», según ha informado BBC Mundo.

Stephan, Sara, Henri y Beatriz son los aspirantes que comentan sus impresiones en el largometraje y que, como los miles que han presentado su solicitud, desean estar dispuestos a pasar el resto de su vida en el planeta rojo. En el proyecto también participa Bas Lansdorp, creador de la iniciativa extraterrestre, que explica las primeras etapas del plan, así como expertos espaciales que responden a las dudas de a qué retos tendrán que enfrentarse en el planeta vecino.

«Este documental es una película que refleja la vida misma. Refleja la inquebrantable dedicación y el sentido de propósito que se encuentran en los voluntarios que se han presentado. Deberían verlo aquellos que se preguntan quién dejaría todo atrás para irse a un planeta nuevo», señaló Lansdorp.

Después de pasar un exigente examen para comprobar su capacidad, 24 serán las personas que viajarán en el proyecto. La compañía se ha comprometido a construir en diez años una colonia habitable y sostenible, diseñada para recibir nuevos astronautas cada dos años. Para ellos, según ha explicado, se ha desarrollado «un plan preciso y realista basado enteramente en tecnologías existentes».

« Es viable tanto de manera económica como logística, gracias a la suma de proveedores y expertos en exploración del espacio que ya existen», argumentan en la web. Es más, «Mars One» valora el coste del primer vuelo en 6.000 millones de dólares, cada uno de los viajes posteriores costarían 4.000 euros.

«La idea es financiar el grueso del proyecto con la venta de derechos de transmisión de un 'reality show' que empezará a emitirse ya en la etapa de selección y podría convertirse en el mayor evento mediático a escala global», según han explicado.

La compañía planea tener elegidos a los futuros habitantes de Marte en 2015. Los 24 seleccionados se dividirán en seis equipos de cuatro miembros y, durante los siete años posteriores, se irán preparando para la misión

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

«Mars One», ¿un Gran Hermano en Marte?