Los padres optan cada vez más por la cirugía para corregir defectos de sus hijos

La causa de este aumento es la preocupación creciente por la estética.

efe

Unas orejas de soplillo, un labio leporino o un hemangioma en la cara de un niño son malformaciones o defectos que pueden ser corregidos mediante cirugía plástica o reparadora, una intervención quirúrgica que los padres españoles demandan cada vez más. La causa de este aumento es la preocupación creciente por la estética.

De hecho, la mitad de estas operaciones responden a un criterio estético, «aunque con un matiz», ya que se trata de «normalizar la estética», señala la doctora Beatriz Berenguer, del servicio de cirugía plástica infantil del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Pero lo cierto es que una intervención de este tipo «les puede cambiar la vida», según esta cirujana plástica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Los padres optan cada vez más por la cirugía para corregir defectos de sus hijos