La mansión más cara del mundo

Javier Albisu

SOCIEDAD

El ruso Mikhail Prokhorov pagó 300 millones de euros por Villa Leopolda

16 ago 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

El magnate ruso Mikhail Prokhorov ha pagado 300 millones de euros por Villa Leopolda, la mansión más cara del mundo, construida en 1902 por el rey belga Leopoldo II en la Costa Azul y rodeada de un jardín de ocho hectáreas plagado de olivos, limoneros y naranjos, según informa el diario Le Monde. La prensa francesa situó en un principio en 500 millones de euros la cantidad desembolsada por la impresionante villa, y los rumores apuntaban hacia el multimillonario ruso Mikhail Abramóvich, propietario del Chelsea F.?C.

Pero, según el vespertino Le Monde , ha sido su pudiente amigo y compatriota Prokhorov, que amasó su fortuna gracias al níquel, el que se convirtió el pasado 8 de agosto en el propietario de la mansión más cara del mundo al pagar por ella 300 millones de euros. La compra de la villa, situada en las colinas de Villefranche-sur-Mer y Beaulieu- sur-Mer, a pocos kilómetros de la mediterránea Niza, supera los 147 millones de euros que el indio Lakshmi Mittal, propietario de ArcelorMittal, pagó por Kensington Palace Gardens, un apartamento situado entre el palacio de Buckingham de Londres y la residencia del primer ministro, en el número 10 de Downing Street.

La historia de la Leopolda se remonta a 1900, cuando el rey de Bélgica Leopoldo II pagó un franco simbólico por hacerse con un terreno donde poco después se erigiría la idílica mansión. Convertida en 1915 en un hospital, la propiedad terminó en 1950 en manos de Giovanni Agnelli, el dueño del grupo automovilístico italiano Fiat y de la lujosa marca Ferrari, antes de que el banquero Edmond Safra se hiciera con la majestuosa vivienda en el sureste de Francia.