El Niño más «gordo» de la historia sólo deja 700.000 euros en Galicia

La cantidad quedó muy repartida entre los vecinos de Chantada y O Saviñao El primer premio de la lotería cayó íntegramente en la localidad murciana de Cotillas


la voz | redacción

La estrella que guía a los Reyes de Oriente hizo ayer un último viaje antes de desaparecer hasta el 2007 y paró en Las Torres de Cotillas, un municipio situado en plena Huerta murciana, a orillas de los ríos Mula y Segura. Allí fue a parar este año el primer premio del Niño más gordo de la historia: cien millones de euros correspondientes al número 60.657, vendido íntegramente en la administración número 1 del pueblo. A la propietaria del local ni siquiera le dio tiempo a llegar a él antes de que se arremolinaran frente a la puerta un buen puñado de alegres vecinos. Nada más oír el número al que correspondió el primer premio, 60.657, Santi (diminutivo de Fuensanta) supo que era suyo. Aseguraba nerviosa que quedará muy repartido entre los ciudadanos de la villa, cercana a la capital. A su paso por Alicante, la providencia dejó destellos de suerte en Alcoy y un chispazo fue a parar hasta Logroño. Entre una y otra ciudad repartieron el segundo premio, dotado con un millón de euros por serie y asignado al 27.029; aún así, la mayor parte de los billetes, 49 de las 50 series, se vendieron en la localidad alicantina. El sureste estuvo de suerte.En Galicia, al igual que ocurrió con el sorteo de Navidad, la lotería volvió a pasar muy de refilón y sólo se paró en la única administración de lotería de la villa lucense de Chantada, que distribuyó 700.000 euros en premios, repartidos principalmente entre este municipio y el de O Saviñao. En esta administración se vendieron 500 décimos del número 78.406, agraciado con uno de los terceros premios del sorteo, a los que corresponden 1.400 euros por cada décimo. Una buena parte del dinero fue a parar al Círculo Saviñao, una veterana entidad recreativa de Escairón, que vendió 3.500 euros en participaciones. En total recibió 245.000 euros de premio. El resto se vendió en participaciones de cinco euros, que fueron adquiridas por socios de la entidad y por otras personas. Ayer al mediodía, un buen puñado de socios del Círculo Saviñao celebraba el premio en la sede de la sociedad brindando con albariño. También estuvo presente en la celebración el hijo de los propietarios del bar del centro social, de sólo un par de meses de edad, al que algunos atribuían festivamente la buena suerte obtenida. «Nos tocó la lotería del Niño porque teníamos al niño», bromeaban.Además de en esta sociedad recreativa, también se repartieron numerosas participaciones del número premiado entre los socios de Icos, una de las principales cooperativas ganaderas de Galicia, que tiene su sede en el municipio de Chantada. El resto se vendieron en la ventanilla de la administración y, por tanto, fueron adquiridas sobre todo por vecinos de esta zona. No es la primera vez que a esta administración de lotería le toca repartir un premio importante, puesto que en 1998 ya había distribuido 240 millones de pesetas en un premio de la lotería de Navidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Niño más «gordo» de la historia sólo deja 700.000 euros en Galicia