Sídney se rinde ante Kylie


Que a los 37 años un museo haga una retrospectiva de tu vida no sé si es bueno o malo. Espero que en el caso de la cantante australiana Kylie Minogue sea excelente. Mientras ella se recupera en Londres de la quimioterapia a la que está siendo sometida -tratamiento que según la revista Lecturas está a punto de acabar- por su cáncer de mama, en el Powerhouse Museum de Sídney (el museo más grande de la ciudad) se le rinde homenaje.Por las salas del centro, los visitantes pueden descubrir, por ejemplo, un nutrido grupo de prendas que la sexy artista ha hecho famosas. Es el caso del mono que sale en la imagen, un traje en color rojo sangre que nació de las manos de Fee Doran en el 2001 y con el que Kylie cantó a dúo con la rana Gustav o Especially for you. Otro modelito que causa sensación es el minipantalón de color dorado que lució en el vídeo Spinning around y que había comprado en un mercadillo de Londres por 50 peniques (hay que ver lo que hacen algunas con ese dinero). El que más me suena es uno blanco, de muselina, con capucha y muchas aberturas estratégicamente colocadas, que se puso para el videoclip de I sould be so lucky , en 1987, y que fue diseñado por Jenny Bannister. Además de los trapitos, hay más de trescientos objetos, sobre todo fotografías, donados por la propia Kylie a su ciudad natal, Melbourne.Es un hombre de religión, mayor y con el pelo cano. Va vestido de rojo y blanco y lleva un gorro del tono de la sangre con un vivo de armiño albo. ¿Quién es? Efectivamente, el papa Benedicto XVI. Ayer sorprendió a propios y extraños al pasearse por la fría plaza de San Pedro -era día de audiencia pública- no con el gorro de Papa Noël si no con un camauro , que es así como se llama a este gorrito. El caso es que el camauro es un gorro que desde Juan XXIII ya no usan los pontífices, pues formaba parte de toda la antigua y ostentosa indumentaria de los papas antes del. ¿Será que Benedicto XVI quiere ahorrar, que se siente indetificado con Juan XXIII (ya se puso hace poco una capelina de la época) o, simplemente, que le gusta y le garantiza un aire de popularidad? Yo me apunto a esta última teoría y añado más: lo hace con el fin de salir en esta sección.Ayer fue día de revistas, protagonizadas sin duda por Papuchi . Hay lecturas interesantes en este punto. Por ejemplo, que todos los medios tenían las planas preparadísimas para el acontecimiento; que Lecturas no levanta una página una vez se filma ni de broma (en la página 36 sale la noticia de la próxima paternidad de Julio Iglesias Puga y en la 52 comienza un reportaje de diez planas sobre el difunto); y que éste sólo dejó de sonreír el día que lo liberaron del secuestro. Los comentarios que se recogen de Papuchi le muestran como un tipo simpático y bastante machista, pero no creo que supongan una sorpresa para nadie. Me quedo con su receta para ser feliz: «Tener hijos sanos y fuertes, que no te den preocupaciones, y que la gente que esté a tu lado se seinta bien con su vida, no sean unos amargados». Exactamente.Del resto de las noticias rosas, que Jacqueline de la Vega se separa (no nos extraña), que Renée Zellweger ya tiene la anulación de su matrimonio con Kenny Chesney y que Fran Rivera compra en Zara Home (no me extraña).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Sídney se rinde ante Kylie