Unbelivable: a Marie la violaron y nadie la creyó

Después de contárselo a seis agentes diferentes y tener que revivir la escena en su mente una y otra vez, ellos decidieron que no encajaba con el perfil de víctima. Su historia, que ya se llevó un Pulitzer, ahora nos la cuenta Netflix en la miniserie «Unbelievable» («Creedme»)


Ni la policía ni su familia de acogida. Todos pusieron en duda que un hombre hubiese entrado de madrugada en su pequeño apartamento, la amenazase con un cuchillo y la violase durante horas. No creyeron que cuando Marie pensaba que ya había acabado todo, el hombre, que tapaba su rostro con un pasamontañas, le obligase a posar para él desnuda con su DNI apoyado sobre su ombligo. Ni que antes de marcharse le forzase a ducharse, frotándose bien varios minutos para asegurarse de que no quedaban rastros de ADN. No la creyeron. Después de contárselo a seis agentes diferentes y tener que revivir la escena en su mente una y otra vez, ellos decidieron que no encajaba con el perfil de víctima. Parece ficción, pero ocurrió así. Marie Adler existe. Y en el 2008 quiso denunciar esta agresión sexual, pero la juzgaron por su pasado y no le creyeron. No solo eso, la llevaron a juicio por denuncia falsa. Y la condenaron. Pagó la multa y lo perdió todo: amistades, trabajo y lo poco de estabilidad que había podido construir en su corta vida. Hasta que unos años más tarde, un archivo codificado, una foto en el ordenador de un violador en serie, consiguió poner todo en su sitio.

Los periodistas que destaparon esta historia se llevaron el Pulitzer. Y ahora Netflix nos la vuelve a contar en la miniserie Unbelievable (Creedme).  Ocho capítulos (quizás funcionaría incluso mejor con siete) en los que el espectador convive con Marie y con las dos mujeres que consiguieron que se hiciese justicia. Dos detectives que no pararon hasta que dieron con ese violador que llevaba meses cambiando de lugar para que la policía no pudiese atar cabos, localizar el patrón y descubrir que el pasamontañas, las duchas y las fotografías formaban parte de su modus operandi. Las actricesToni Colette y Merritt Wever dan vida en la serie a esas agentes. El personaje de Colette es cortante, impulsivo y deslenguado. Y el de Wever tan estricto, correcto, pero casi tan incansable como su compañera. Juntas forman un tándem perfecto. Y ambas actrices están espectaculares en sus papeles.

Las interpretaciones de las tres protagonistas es uno de los puntos fuertes de Unbelievable. El otro, su forma de llevarnos por la historia. A pesar de abordar un tema tan complejo, impacta toda la verdad que transmite. Nos guía por todo el proceso policial, pero también por el psicológico que vive Marie. Entiendes por qué hace lo que hace. Eres testigo de cómo moldean sus declaraciones hasta dejarla totalmente aturdida y perdida. Comprendes por qué no confía en nadie y no es capaz de aceptar la ayuda de los que le rodean. La derrotan entre todos. Y pierde su propia batalla: la de luchar por ella misma. La clave de todo este proceso, está en el arranque. Ese primer capítulo que te deja sin aliento. Pero cuando ya se acerca el final, un personaje secundario lo resume perfectamente casi sin querer. Es una frase que pronuncia un poderoso abogado que solo ve en Marie una clienta con la que hacer mucho dinero. Durante su cortejo para que le elija como letrado, le dice: «Si denuncias que han entrado en tu casa a robar, nadie lo pone en duda. ¿Por qué se hace cuando una mujer denuncia una violación?». Solo con esta frase y un contertulio de Vox tenemos garantizadas horas y horas de circo televisivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Unbelivable: a Marie la violaron y nadie la creyó