Cabañas que salvan carballos en Boqueixón

Nieves Millán comparte el paisaje natural que veía de niña con los inquilinos de María Manuela


María y Manuela contaban que las carballeiras eran antes lugares de encuentro y el escenario de los acontecimientos sociales: comidas campestres, bailes, celebraciones... Nieves Millán, nieta e hija de estas dos mujeres, creció junto a una. Conoció desde niña el valor ambiental y cultural de estos bosques repletos de magia, un cuadro que cambia con cada estación, con su propia banda sonora. De ahí que ella y su familia, unos «apasionados de la naturaleza», estén detrás de cabañas que salvan carballos en Boqueixón. En el lugar do Pazo es donde se encuentra este singular alojamiento rural. Abrió sus puertas en noviembre, cumpliendo el sueño de Nieves, quien regenta la librería Palacios, y de su marido, Moisés Rodríguez, que es propietario de Pauga (Portas Hörmann), del polígono del Tambre. Su ilusión era recuperar las tierras que vio ella al crecer y compartir ese paisaje natural con todo el que lo quiera disfrutar, al tiempo que evitan que se tale otro bosque autóctono. Pero su proyecto va más allá del glamping y las típicas cabañas de madera, con sus chimeneas y jacuzzis. El suyo entronca con la tierra. Con los viñedos. Concretamente el que germinó cuando falleció el padre de Nieves, Ramón Millán. A ella le quedó como herencia un trozo de la finca donde estaba la casa familiar y plantó allí albariño. Poco después se fue su madre, y se amplió la plantación enmarcada en la D. O. Rías Baixas. Compraron parte de las vistas que formaron parte de sus despertares, la finca que está al otro lado de la pista, para construir en ella 24 plazas de alojamiento. «La idea, en un futuro, es que los huéspedes puedan conocer en vivo la transformación del vino, visitar nuestra bodega y tener una marca propia de vino», explica Adriana, la hija menor de Nieves y Moisés. La estudiante de psicología disfruta «más la vida rural que la ciudad» y se sumó encantada al proyecto de las cabañas María Manuela. El logo lo diseñó su hermana mayor, Blanca. Representa una imagen femenina en honor a todas las mujeres que trabajaron el campo, su pelo formado por las hojas de carballo y el cuello de su camisa por uvas, aunando así en una imagen bosque y viñedo, como María Manuela..

Bisutería y solidaridad

2 Santiago fue ayer sede del encuentro de la asociación Bisuteros y Tejedores de Cuentas de España. La undécima celebración de la cita, para la que cada año se escoge una ciudad distinta, congregó a 35 mentes creativas unidas por una misma afición en el hotel Tryp. La jornada incluyó, entre sus actividades, un taller matinal sobre una técnica nueva, el plástico retráctil o plástico mágico, dirigido por Lucía Casillas, Rosa Pintos, Rosalía López y Reme Meléndez. Estas cuatro voluntarias llevan un par de meses practicando para instruir al grupo y compartir los conocimientos adquiridos. Por la tarde, tuvo lugar una subasta a favor de la oenegé Light of Hope. Todos los años los asistentes al encuentro elaboran una pieza especial para recaudar fondos a favor de esta causa. De media, sacan entre 1.300 y 1.500 euros con sus donaciones. Como se suele decir, la felicidad está en dar.

Medallas de los abogados

3El Colegio de Abogados celebrará el día 28 San Raimundo de Peñafort con un programa que incluirá la entrega de sus medallas de oro. La entidad que preside Francisco Rabuñal distinguirá a César Rúa Martínez y Carlos García Cumplido, en la categoría de abogados, y a la exmagistrada Leonor Castro Cálvo (a título póstumo) y a nuestro compañero en La Voz Xurxo Melchor, en la de no abogados. Además, la Asociación de Dano Cerebral Sarela recibirá el premio Dereitos Humanos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cabañas que salvan carballos en Boqueixón