Ya hay censura

Cristóbal Ramírez

SANTIAGO

29 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Propongo que se reinstale la censura previa como existió en España desde la Guerra Civil hasta los años 60, cuando la abolió la ley Fraga (sí, el que fue presidente de la Xunta). Es que así la vida sería mucho más fácil para los periodistas, porque nadie nos estará tocando las narices sintiéndose ofendido, que vaya a hablar con el censor. Porque todos los pseudodemócratas que nos acompañan en esto que se llama ciclo vital son muy liberales hasta que ellos se sienten ofendidos. Y entonces la libertad de expresión no vale un pimiento (como ven, soy educado).

Por supuesto, ya no afirmo que, por ejemplo, los dirigentes de Vox son un auténtico cáncer para la democracia (y los iluminados de Podemos, que de todo hay en la viña del Señor), porque mi madre, que tenía un cáncer, y mi padre, que tenía un cáncer, puede ser que ajusten cuentas conmigo cuando me toque. O mañana mismo cualquiera que tenga la mala suerte de padecer un cáncer. Ahora, de nuevo, se han molestado los padres de personas autistas. Unos y otras tienen mi más absoluto respeto. Pero como yo sostenga que Bugallo parece autista ante ciertas reclamaciones de la oposición, ya la tenemos liada.

Voy a hacer una confesión íntima: espero que cuando diga alto y en público que soy el mayor defensor del Real Madrid no vengan los de Barça y pidan que me silencien (cancelen, se dice; o sea, lo mismo que hacía Franco pero con más elegancia y, por ahora, sin violencia física; todo se andará). Y el Dépor, como si desciende, soy del Racing de Ferrol.