«Agardamos que este ano medre en Santiago a afluencia ao Colecamiños»

l. o. / s. l. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

Al programa de educación viaria están adscritos los CEIP Pío XII, Ramón Cabanillas y Raíña Fabiola

04 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El inicio del curso escolar se acerca y con él regresa el Colecamiños, un programa de educación viaria al que están adscritos tres centros educativos de Santiago: los CEIP Pío XII, Ramón Cabanillas y Raíña Fabiola. Este proyecto busca que los niños vayan caminando a sus colegios a través de itinerarios seguros, para de este modo evitar el tráfico habitualmente generado a las entradas y salidas de los mismos y que deriva en inseguridad vial. Además, persigue potenciar la actividad deportiva con el fin de que los alumnos lleguen despiertos a las clases y que su atención se incremente.

La pandemia disminuyó ligeramente la afluencia de participantes en el proyecto, el año pasado fueron unos 150, aunque este se espera que sean más. Así lo manifiesta Carlos González Rendo, policía local miembro del equipo de Educación Viaria que promueve la iniciativa, departamento que además afianza su cometido con charlas en las escuelas. «O ano pasado non fomentamos demasiado o Colecamiños polo tema das medidas sanitarias, o máis frecuente é que os nenos vaian andando xuntos e a obrigatoriedade de gardar a distancia de seguridade dificultábao. Non quixemos correr riscos. Para a semana falaremos cos colexios para ver que protocolos van a seguir e a partir de aí, se se pode, volveremos a impulsar con máis ganas o proxecto», explica. El Pío XII y el Ramón Cabanillas son los colegios con más participantes por el momento.

El coronavirus también truncó momentáneamente el previsible crecimiento del Colecamiños. González indica que el CEIP Monte dos Postes, el López Ferreiro y el de Vite habían mostrado interés por adherirse, pero los trámites se estancaron. «Debe ser iniciativa do colexio e das ANPAS, se non non facemos nada. Necesitariamos ter máis reunións con eles, e a partir de aí preparar todos os itinerarios», declara. Excepto el Pío XII, las escuelas cuentan con tres opciones de rutas para caminar o ir en bici o patinete. Se fija un punto de salida en el que están reservadas plazas de aparcamiento para que los padres puedan dejar a sus hijos con comodidad: «Os pais adoitaban turnarse ao principio para acompañar os rapaces, tiñan un grupo de whatssapp en común para organizarse, pero sempre hai policías controlando, e ao final os nenos fan grupos e van sós, non existe xa ese medo nos proxenitores porque lles pase algo porque se demostrou que chegan ben», asevera González. Para el Pío XII, se puede partir desde Porta Faxeira o desde Praza Roxa. Existía otra opción junto a las pistas de atletismo, pero por falta de uso decidieron anularlo, al estar conservando plazas de párking que podrían hacerle falta a los estudiantes. La Ponte do Sar, el instituto do Sar y la travesía do Restollal son los lugares de origen posibles para llegar al Ramón Cabanillas, y los alumnos del Raíña Fabiola pueden llegar desde Vista Alegre, Praza Roxa o Porta Faxeira. «A maioría van andando, aínda que teñen a opción de ir en bicicleta ou patinete, de feito no Ramón Cabanillas pediron que se habilitase unha zona para aparcar as bicis».