Del 8M al 7J y más allá


El pasado de marzo se acuñó una frase que pronto se convirtió en símbolo. Ese día nació y se multiplicó una idea: Las periodistas paramos. Y vaya si paramos, paramos tanto que nos sirvió para coger un impulso impensable que ahora necesita cambiar de marcha. Y así, tres meses y dos días después, como si esto fuese una condena leve, llega el 7 de junio, un día en el que las periodistas de Galicia que quisimos parar y pudimos, aquellas que no tuvieron la oportunidad de hacerlo, las que decidieron trabajar y hoy cambiarían de idea, y las que siguen pensando que lo que le pasa a millones de mujeres no es para tanto, estamos convocadas para crear un movimiento estable, o lo que sea.

Y lo hacemos, como no, en Santiago, la tierra a la que llegan todos los caminos, sobre todo los que hacemos acompañadas de nosotras mismas. El escenario, la Facultade de Ciencias da Comunicación, blanca casa en la que desde hace años estudian y salen al mundo compañeras y compañeros de un oficio que nos da una visibilidad y una trastienda tan inevitable como excesiva.

Viene de perlas recordar a Machado con aquello de Caminante, no hay camino,/ se hace camino al andar. Porque en ello andamos unas cuantas que antes del 8 de marzo compartíamos comentarios y dudas sobre si llenaríamos la plaza del 8M, tan bonita como exigua para un movimiento que, paradójicamente, nació con un alto en el camino, el mismo camino que el de Santiago, capaz de reunir a personas de distinto pelaje y sueños dispares. También es el camino del poeta, ese que «al volver la vista atrás/ se ve la senda que nunca/ se ha de volver a pisar».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Del 8M al 7J y más allá