Santiago, contra las pensiones de miseria

Las plazas de Cervantes y Praterías se llenaron para reclamar prestaciones públicas «dignas»


SANTIAGO / LA VOZ

La mayor movilización de las convocadas los últimos meses en Santiago a favor de mantener el sistema público de pensiones, con prestaciones más elevadas y «dignas», llenó las plazas de Cervantes y Praterías, con participantes incluso en sus alrededores. Fue un clamor contra las «pensiones de miseria». Se sumaron personas jubiladas y más jóvenes, incluso adolescentes. Protestaron contra la política del Gobierno y contra el PP, y rechazaron por insuficiente el incremento de este año del 0,25 %.

En Cervantes se concentraron entre las 12.00 y las 12.30. Luego se manifestaron hasta Praterías. Todo remató pasadas las 13.15. Encabezaban la protesta tres grandes pancartas, de UGT, CC.OO. y del Movemento pola Defensa das Pensións (Modepen); además, quienes asistían portaban pasquines, con lemas alusivos a las reclamaciones. La Plataforma de Pensionistas de Santiago apoyó y estuvo en la protesta.

Representantes de En Marea, PSdeG-PSOE y Compostela Aberta se adhirieron. Así, el diputado Luís Villares abogaba por «unha reforma do sistema de pensións» y «unha pensión mínima de mil euros, e que acabe o copagamento farmacéutico porque é unha inxustiza». La concejala Concha Fernández reprobaba que «hai diñeiro para rescatar a banca e os grandes construtores de infraestruturas, e non para a cidadanía que máis o precisa a través das pensións, unha reforma laboral que marque salarios mínimos suficientes ou que garanta rendas mínimas e básicas para quen ten máis necesidade. Por iso estas mobilizacións van a maiores». Para el edil Paco Reyes «moitísimas familias sobreviviron polas pensións dos avós, por iso este é un problema de todos, que aspiramos a ser pensionistas tamén, e apoiamos unha subida digna, que permita que quen cotizou e pagou impostos toda a vida poda manter os últimos anos a dignidade que merece».

Luis G. Blasco, exdocente del Xelmírez I, destaca el éxito de los pensionistas «ou do das mulleres do 8-M; talvez non contaban con isto, que é moi importante». O Saleta, una mujer de 36 años, quien decía que asistía porque «está en xogo o noso futuro e o noso presente, hai que superar a precariedade do emprego actual para ter mellores pensións». Se vieron muchos excargos públicos, como Sánchez Bugallo, Ramón Medina, Xavier Vence o Xesús Veiga.

Lemas y consignas

La movilización la presidían tres grandes pancartas, con los lemas «Defender las pensiones es cosa de todos», de UGT; «Por unhas pensións dignas, contra as pensións de miseria», del Movemento pola Defensa das Pensións; y «Pensións dignas. Non á conxelación», de Comisiones Obreras de Santiago y Barbanza.

Durante la hora y cuarto que duró la protesta, quienes asistían corearon consignas como «O 0,25 é un insulto» o «O 0,25 para Rajoy», en alusión al incremento aprobado este año por el Gobierno, que fue la principal crítica de la jornada; pero también «Manos arriba, esto es un atraco» (levantando las manos al mismo tiempo), «Non se xoga coas pensións»«Máis pensións e menos corrupción», «Así, así, nin un paso atrás, esta batalla imola gañar», o «Viva a loita polas pensións públicas».

Además, varias personas que participaban portaban pasquines, en los que se leían lemas como «Estamos xubilados non atontados»«A pensión é un dereito, non é unha esmola», «Un xubilado non é un trapo. Non ao 0,25», «Non deixemos que nos humillen. Non ao 0,25», «PP ladrón no nos robes la pensión», entre otras.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Santiago, contra las pensiones de miseria