Monte do Gozo


Parece que nadie quiere el Monte do Gozo. Y más que apuntar contra la Xunta quizás haya que preguntarse qué pasa en la iniciativa privada. Porque van dos veces que el concurso para explotarlo ha quedado desierto. En esta última se había invitado a varias empresas a presentar ofertas, pero no se llegó a buen puerto.

Lo cierto es que no muchas firmas pueden optar a gestionar aquello. Si usted y yo creamos una y ganamos el concurso iremos todos a la bancarrota. Tiene que ser alguna que ya mueva gente: beneficiarios del Imserso o grupos de ornitólogos del mundo entero. Lo que sea. Porque también fuera de la temporada alta hay que darle vida. En ese sentido, una Unión Temporal de Empresas (UTE) en la que participaba el grupo turístico Globalia parecía que cumplía el requisito, y la empresa estuvo en boca de todos hasta horas antes de que se cerrara el concurso. No se presentó, y sus razones tendrá. La rumorología apunta a que esa UTE no se hallaba tan bien consolidada como pudiera parecer.

El complejo del Monte do Gozo fue una excelente idea sobre la que pasaron los años hasta reclamar a gritos un lavado a fondo. Eso es lo que ha hecho la Xunta a través de la Axencia de Turismo de Galicia: lo ha dejado literalmente «planchado», con algunos detalles pendientes. Desde luego, los responsables tienen que sentarse y analizar qué es lo que falla. Y cuando echen sus números, y sin descuidar nunca que su misión es administrar bien los dineros públicos, que recuerden lo que le dijeron a Vázquez Portomeñe -el impulsor del Xacobeo 93 y del Monte do Gozo- cuando se hablaba de ello: «Conselleiro, non hai que intentar que dea beneficios, hai que conseguir que non dea gastos». Pues eso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Monte do Gozo