La pifia


Va a ser muy cierto. A la vista de lo que ocurre con dos concejales del grupo de gobierno: no encomiende, señor alcalde, un área de gestión municipal a un (supuesto) experto en la materia. La pifia clamorosamente. Uno ve a Rafa Peña, el de la Brigada de Obras, con su aspecto entre despistado y pasota, de no tener pajolera idea de nada, y resulta que se revela como lo más eficiente en ese grupo de gobernantes. Por voluntad de trabajo y porque al no saber, se interesa y está encima de sus asuntos. Por lo menos intenta aprender, no va de sobrado. Pero ahí está el flamante arquitecto al que el agua se le escapa Montero Ríos abajo pasando de largo de los sumideros y encharcando la calzada. Cosa que vieron los vecinos, no sin tiempo pues el invertido en la reurbanización de esa calle hubiera sobrado para poner a tono medio Ensanche; vecinos que no son arquitectos ni aparejadores ni oficiales albañiles, pero se interesan y son observadores. ¿Pero qué me va a decir usted a mí, señor? ¿que el agua no va al sumidero? ¡Ja! No es el arquitecto Jorge Duarte el autor material de la chapuza, pero bien que la lució visitándola hace unos días, cuando el Concello aún no tenía constancia del error constructivo porque no había comenzado el trámite de recepción de la obra ni se había molestado en constatar los avisos de los vecinos. Ahora, a meter máquinas de nuevo y levantar un tramo de la calle, y veremos si en solo quince días. De no ir tan sobrado, el arquitecto tampoco se habría metido en el lío judicial del supuesto trato de favor a locales nocturnos. ¿Y el otro edil-experto? Por supuesto, Manuel Dios, ejemplo de eficiencia sin par en su área educativa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La pifia