Un alto ritmo de 75 posesiones por partido

Fran Camba EL ESCÁNER

SANTIAGO

28 abr 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El Real Madrid pulveriza prácticamente todos los registros ofensivos de la Liga. Impone un ritmo endiablado de 75 posesiones por encuentro y, lo que es más importante, logra finalizar en tiro de campo 62 de estas 75 posesiones con unos porcentajes de acierto inalcanzables para cualquier otro equipo: 60 % en tiros de dos y 45 % en tiros de tres. En definitiva, anota la friolera de 93,5 puntos por encuentro.

Encontrar la posibilidad de llevarse el partido pasa inexcusablemente por mantener al equipo de Laso en una anotación que en ningún caso supere los 85 puntos, algo que ya sucedió en las cinco derrotas de los blancos durante esta campaña ACB, y con un porcentaje de acierto triple por debajo del 40 %. Solo Fuenlabrada fue capaz de ganar cuando el Madrid superó este porcentaje. La receta numérica la encontramos en la Euroliga, donde los blancos tienen un desempeño sensiblemente inferior (54 % en tiros de dos y 35 % en tiros de tres). En Europa juegan tres posesiones menos por partido para anotar casi cinco puntos menos. Básicamente, lo que logran los equipos de Euroliga es frenar su ritmo de juego y provocar que el Madrid tire más veces de tres y menos veces de dos que en la Liga Endesa.

La receta parece funcionar. El porcentaje de victorias de los madrileños en Europa es del 44,5 % mientras que en la competición doméstica se dispara hasta el 82,75 %.