El rey sin corona


A la sexta tampoco fue la vencida. A sus 26 años, LeBron James fracasó de nuevo en los play off. Y todo ello después de un partido doloroso para los Heat y su big three, el trío más famoso de la NBA, el que forma con Dwyane Wade y Chris Bosh.

Las estrellas mostraron su peor versión, empezando por James, autor de 21 puntos en el sexto partido, una marca que sabe a muy poco para el llamado «rey» del baloncesto mundial, que además estuvo desaparecido en los momentos en que su equipo más lo necesitaba. De hecho, los seis partidos de la final dejan una estadística demoledora para el que en su día se consideró el heredero de Jordan: con LeBron en la cancha, Dallas gana por 36 puntos; sin él, lo harían los Heat, por 22 puntos.

La derrota siempre fue dura para el chico que firmó un contrato publicitario de 90 millones de dólares con una multinacional cuando tenía 18 años. «Nowitzki es un campeón, y LeBron James, no. Una obviedad, pero lo más cercano a una certeza que se puede tener en estos momentos», afirmó ayer The Washington Post. Y The New York Times agregó: «LeBron no sabe ganar».

La derrota es más dura en esta ocasión, tras una mudanza de Cleveland a Miami en la que se ganó el rechazo de buena parte de la comunidad del baloncesto. De James se duda de su capacidad para liderar al equipo en choques trascendentales o sus malas decisiones en los minutos decisivos de los partidos. Las estadísticas en los play offs no le ayudan. El hombre que en la fase regular logró 26,7 puntos de media por partido, en la postemporada se quedó en 23 tantos. Y ante los Mavericks apenas hizo 17.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El rey sin corona