Soledad


Se le hacía insoportable la soledad. Todo era extraño sin Carmela. La echaba tanto de menos… Sentía un sórdido vacío; como si a la vida le hubiesen arrancado el alma. Las noches se alargaban hasta el insomnio desesperante y no soportaba la humedad de sus silencios. «¡Lo siento Carmela…! -se dijo-. Lo siento, ¡amor mío!, pero yo te necesito, aunque sea en otra mujer. Necesito hablarle a tu mirada, aunque sean otros los ojos. Te necesito en las noches a mi lado, aunque el libro que estés leyendo descanse sobre el calor de otras manos». Animado por alguien del club de jubilados, decidió registrarse en una red social. No se cambió de nombre, no mintió en la edad, puso su verdadera foto e hizo una veraz y sincera relación de todas sus características personales.

Casi sin creérselo, se encontró compartiendo conversación, a través de la pantalla de su ordenador, con una tal Afrodita. ¡Era extraordinario y maravilloso…! Aquella mujer parecía entenderlo perfectamente; como si fuera Carmela. Acertaba a decirle todo cuanto echaba de menos últimamente. Se encontraba rejuvenecido. Él propuso un encuentro personal y concertaron lugar y hora. Cuando acudió, puntual, a la cita, y llegó a la dirección indicada, se quedó perplejo. Afrodita esperaba sonriente allí, pero aquella era una tienda de robots dotados de inteligencia artificial. Ella, tenía un perfecto y voluptuoso cuerpo de mujer, aunque fuese de silicona. Y, a pesar de su voz ligeramente metalizada, era capaz de mantener cualquier tipo de conversación de una manera sorprendentemente inteligente. «La silicona es agradable. Es curioso como se puede imitar el tacto de la piel con tanta fidelidad. La verdad es que me sorprendes cada día. Tus movimientos… Tu voz… Me gusta tu voz. Me alegra que ahora llenes los antiguos espacios insomnes y silentes de mis noches».

Alfonso Modroño Márquez, jubilado, 69 años, Arteixo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Soledad