Un torneo pionero en España que no para de crecer

El internacional júnior del CCD Sanxenxo será el año que viene de grado uno


Estos días se está celebrando en Sanxenxo la XII edición del Torneo Internacional Cadete de Sanxenxo ? Fuente Liviana, torneo que sucede a su hermano de categoría júnior y que este mes de octubre celebró su mayoría de edad. Entre los dos torneos y a lo largo de todas sus ediciones se han inscrito en Sanxenxo 737 jugadores de 69 países diferentes.

Cuando el Circulo Cultural Deportivo de Sanxenxo se embarcó en esta aventura, hace ya casi dos décadas, en España no existían torneos de carácter internacional que atrajesen a algunas de las mejores promesas mundiales de la raqueta. Los jóvenes españoles daban el salto al profesionalismo muy jóvenes, con 16 años. Prueba de ello es que Rafa Nadal gana el torneo profesional de Vigo siendo aun un adolescente ante la imposibilidad de medirse en su país contra jugadores de su edad.

Con la intención de facilitar esa transición al tenis profesional de muchos deportistas, especialmente de los nacionales, el CCD Sanxenxo se embarcó en esta aventura que cada año sigue creciendo hasta alcanzar las mayores cotas. El torneo cadete es este año grado 1, el máximo en esta categoría, y el junior alcanzará este estatus la próxima temporada.

Noly Álvarez es el director deportivo del CCD Sanxenxo y uno de los cerebros detrás de este torneo. «Cuando empezamos en España había unos jóvenes extraordinarios y la costumbre era dar el salto a profesionales con 16 años. A mí me parecía un error porque los chicos daban el salto demasiado jóvenes. Yo no los veía ni mental, ni físicamente preparados. Pedimos apoyo a la Federación española, que tampoco tenía experiencia en este tipo de torneos, y nos embarcamos en esta aventura», comenta Álvarez.

Para Álvarez era primordial acercar a Galicia a esta antesala del profesionalismo: «Nuestra intención era la de ayudar a los mejores jugadores de Galicia, que en aquel momento eran de nuestro club, y de España a que se adentraran en el mundo profesional de la mano de este circuito ITF júnior».

Al tratarse de torneos no profesionales, los premios a los ganadores no pueden ser en metálico. Pese a ello, el presupuesto de estos torneos supera a los del primer escalafón profesional, cuyo premio en metálico es de 15.000 euros. La organización costea traslados, hospedaje y pensión de todos y cada uno de los tenistas que juegan en Sanxenxo. Por este motivo, y a pesar de las probables inclemencias meteorológicas del octubre gallego, la fecha para esta prueba no puede ser en temporada veraniega.

Fecha estratégica

La fecha de octubre también tiene una vertiente estratégica en el caso de los júnior. Y es que el de Sanxenxo es uno de los últimos torneos del año en el tenis internacional. Por este motivo muchos tenistas de toda Europa deciden acudir a Galicia en busca de los últimos puntos necesarios para poder estar presentes en el Open de Autralia junior, primer Grand Slam del año.

Repasando algunos de los nombres destacados que pasaron por Sanxenxo, la mayoría de los que hoy tienen una posición destacada en el ránking profesional son españoles: Roberto Bautista, hoy Top 10 de la ATP, Pablo Carreño o Pablo Andújar pasaron por las pistas duras de Sanxenxo. De todos ellos solo Bautista fue capaz de llevarse el torneo internacional júnior de Sanxenxo en el 2005, pero todos han defendido a España en la Copa Davis en algún momento de su carrera.

Una de las promesas firmes en la actualidad, el malagueño Alejandro Davidovich, también estuvo no hace muchos años en Sanxenxo sin conseguir llegar a las finales del internacional. Poco después ganaría el torneo júnior de Wimbledom.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un torneo pionero en España que no para de crecer