Pinturas de 1585 al descubierto en Palio

amelia ferreiroa

PONTEVEDRA CIUDAD

miguel souto

El templo celebró una jornada de puertas abiertas coincidiendo con el ecuador de los trabajos de restauración

06 abr 2020 . Actualizado a las 21:44 h.

La iglesia de Santa Baia de Palio, en Lalín, abrió el miércoles sus puertas al público para que tomase contacto con la restauración de las pinturas murales que se están acometiendo. Un acto que coincidió con el ecuador de los trabajos ejecutados y que permitieron sacar cales de superficies que cubrían los fragmentos de pintura que ahora ya se pueden ver, según explicó Yolanda Gómez de Crea Restauración; firma contratada por la Xunta para acometer dicha labor con la cofinanciación del Plan Feder.

Los profesionales de Crea Restauración se afanan actualmente en la fase de consolidación de las pinturas, «volviendo a pegar fragmentos que están sueltos, con lo que se ve realmente la pintura que hay, y quisimos mostrar esos trabajos, los pasos que se dieron en la intervención y la técnica que se empleó en Palio». Con anterioridad se desmontaron los retablos, cuando se arregló el tejado, «momento en que se percibió un fragmento de pintura en la pared donde está el retablo mayor y otros aparecieron en el presbiterio». Unas pinturas que datan del siglo XVI, «más concretamente de 1585 podemos precisarlo con exactitud al haber encontrado un fragmento con la fecha, algo muy raro pero que se dio en Palio».

Unas pinturas que fueron contempladas ayer por un grupo de visitantes, y cuya importancia fue puesta de relieve por Yolanda Gómez. «Hay escenas importantes como una Anunciación encima del arco con un Ángel y la Virgen, y un Pantocrátor en el muro del retablo que son muy significativos en cuanto a iconografía». La calidad de las imágenes es media pero los restauradores alaban su profusión en un templo de tan pequeñas dimensiones, como es el caso de Santa Baia.