Un triunfo para volver a creer

La victoria ante el Cerceda ha permitido al Pontevedra salir de los puestos de peligro y ganar confianza en su capacidad de cara al futuro


Pontevedra / La Voz

La victoria lograda frente al Cerceda ha permitido al Pontevedra darse un respiro tras meses de resultados adversos que le habían llevado a los puestos de peligro. Tras este triunfo, el Pontevedra ha escalado a la decimocuarta posición con 23 puntos, con dos de ventaja sobre la plaza de promoción de descenso que ocupaba desde finales del pasado año. Y, sobre todo, ha logrado romper una racha de once jornadas sin ganar, lo que supone una inyección de confianza para encarar un futuro todavía incierto pero en el que se empieza a ver luz al final del túnel, apoyando su triunfo en ciertos aspectos positivos que el equipo deberá confirmar en las próximas semanas.

Espaldarazo al técnico

Luismi supera la reválida

Después de la derrota encajada en Bouzas, en un partido en el que el Pontevedra ofreció una pobre imagen, el derbi ante el Cerceda se había convertido en una reválida para Luismi, pese a que desde el club nunca se habló oficialmente de ultimátum. Por tanto, la victoria ante el conjunto rojiblanco ha servido para respaldar la labor del técnico y consolidarle en el banquillo, aunque todavía necesitará refrendar con más resultados positivos la mejoría que parece transmitir el equipo.

Mejoría defensiva

Partido sin concesiones atrás

Más allá del triunfo, una de las notas más positivas del encuentro ante el Cerceda fue la solvencia defensiva que demostró el equipo granate, sin hacer apenas concesiones a su rival. Una mejoría imprescindible para un equipo que se ha visto muy penalizado por los errores atrás, y que si logra encontrar el modo de cortar esa sangría de goles encajados estará más cerca de la ansiada recuperación en la clasificación.

El Once toma forma

Misma idea, ligeros retoques

Con toda la plantilla disponible, salvo un Prosi todavía recuperándose plenamente de una rotura muscular y un Añón que fue suplente debido a la pubalgia que arrastra desde hace semanas, Luismi mostró definitivamente sus cartas respecto a su once ideal. Y a la vista del equipo que planteó frente al Cerceda, quedó claro que su punta de referencia es Berrocal, mientras Etxaniz se quedó fuera de la convocatoria, o que ve a Adrián León mejor en el centro de la defensa que en el medio del campo, al menos, mientras no lleguen refuerzos para la zaga.

El valor de la confianza

Importancia del factor mental

Por encima de los puntos, Luismi se afanó en destacar en sala de prensa la importancia de una victoria que no dudó en afirmar que «necesitábamos como el comer», y que espera que sea «un punto de inflexión» para revertir la tendencia. No en vano, el técnico granate incidió especialmente en la importancia del primer gol ante el Cerceda para jugar con más confianza, y se mostró convencido en que el equipo la mantenga en los próximos envites.

optimismo moderado

Un largo camino por recorrer

Junto a estos aspectos positivos, en todo caso, el triunfo ante un Cerceda colista y que lleva diecisiete jornadas sin ganar, habiendo perdido en las nueve últimas, obliga a poner coto a la euforia, dado que el Pontevedra todavía tendrá un largo camino por delante para asegurar la permanencia. Por tanto, esta victoria ha sido un valioso espaldarazo para recuperar la confianza, aunque con la certeza de que será necesario confirmar el paso adelante que dio el equipo en las próximas jornadas.

Semana clave para la llegada de refuerzos y la salida de jugadores del primer equipo

A menos de diez días para el cierre del mercado de invierno, la semana que ayer comenzaba se antoja clave para la llegada de refuerzos al Pontevedra. Y del mismo modo, también será decisiva para conocer si algún jugador de la actual plantilla abandona el equipo para dejar espacio a los nuevos fichajes.

En este sentido, tal como viene siendo habitual en los últimos años, la dirección deportiva granate mantiene abiertos diversos frentes, aunque lo está haciendo con la máxima discreción y sin dar pistas sobre las negociaciones abiertas. En todo caso, sí ha trascendido que se considera prioritaria la llegada de un central para apuntalar una demarcación que ha quedado corta de efectivos tras la salida de Víctor Mongil al Atlético Levantino, del mismo modo que hace menos de dos semanas se incorporó Nacho López para cubrir la baja de Miguel Ángel Muñoz.

Por otra parte, todo apunta a que el club pretende incorporar, al menos, un jugador de vocación ofensiva, y tampoco se descarta el fichaje de otro jugador para la zaga. En este aspecto, cabe apuntar que resultó llamativa la ausencia en la lista de convocados ante el Cerceda de jugadores como Carlos Ramos, Etxaniz y Bruno, que habían gozado de minutos en los tres partidos anteriores de Luismi en el banquillo, lo que ha disparado las elucubraciones sobre la posibilidad de que abandonen el equipo. En cualquier caso, el 31 de enero será la fecha límite para conocer la composición de la plantilla granate para lo que resta de temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un triunfo para volver a creer