La enésima caída de los Ferrado

El padre y dos hijos de este clan de Poio están arrestados por tráfico de drogas, blanqueo y organización criminal; su historial comienza en los 90


Vigo / la voz

Helicóptero, perros de olfato adiestrado, coches oficiales custodiando las viviendas y decenas de agentes escudriñando en su interior. Principalmente en el número 45 de la calle Pedro Soto, en Campelo, Poio. Nada nuevo para los propietarios del inmueble, la familia Outón Mora, también apodada los Ferrados y los Butaneros. Tampoco pasmó al vecindario, que desde 1999 atestigua operaciones similares contra este sonado clan en Pontevedra y su comarca. Incluso en la provincia. Siempre por los mismos motivos: venta variada de sustancias al por menor. En este caso se les atribuye la capacidad de adquirir y despachar dosis, decenas de gramos o pedidos más cuantiosos de cocaína, heroína y hachís. Por ahora se desconoce el alcance de las incautaciones, aunque sí se sabe de la aprehensión de cantidades de hachís en dispositivos anteriores.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

La enésima caída de los Ferrado