El apagón final del Lalinense posibilitó el triunfo del Bueu

Los rojinegros no lograron marcar ningún gol en los últimos diez minutos de juego


Al Lalinense se le suele atragantar en las últimas temporadas el parón navideño. El cambio de año sienta mal a los rojinegros. En esta ocasión llegaban a Bueu como líderes, con un único partido perdido y dispuestos a cerrar una primera vuelta de ensueño. Pero la luz se les apagó de forma definitiva a falta de diez minutos para el final. Tras anotar Ramón el 18-22, con el choque encarrilado a pesar de disputar un mal partido, se encadenaron constantes errores, en especial en ataque que permitió a los locales darle la vuelta al marcador e imponerse por la mínima, 23-22.

El encuentro había comenzado con igualdad, aunque poco a poco los rojinegros conseguían irse en el marcador. Bruno firmaba en el minuto 12 la primera ventaja significativa con el 4-7 y ramón hacía lo propio en el 15 con el 5-9. Pedían tiempo muerto los locales pero a su regreso firmaba de nuevo Ramón el 5-10, para mantenerse esa sustancial ventaja con el 7-12 de Porto en el minuto 22. Desde ese momento y hasta el descanso se vivió un apagón, menos intenso que el del final del choque. El Bueu recortaba la diferencia a solo dos goles, 11-13, con exclusión visitante por el camino y un tiempo muerto de Pablo Cacheda a falta de menos de dos minutos.

En ataque no brillaba ningún equipo, ambos apelando a las defensas, pero primando más los fallos que los aciertos. La segunda parte comenzó bien para los rojinegros, que ampliaban su ventaja de nuevo a cuatro goles y obligada al Bueu a pedir tiempo muerto ya a los cinco minutos de la reanudación. No les surtió efecto, con ventajas de tres, cuatro e incluso cinco goles para el Lalinense, con el 15-20 o el 16-21.

Pero cuando la victoria parecía ya encauzada los despropósitos en ataque propiciaron que los locales recortasen paulatinamente la diferencia, además de infundirles ánimo extra ante la posibilidad de la remontada. Cacheda pedía tiempo muerto en el minuto 23 ya con 21-22 para el Bueu. Pero no surtió efecto, sin ver portería sus jugadores y encajando dos tantos más que consumaron la segunda derrota, la primera a domicilio. A pesar de ello el Lalinense mantiene el liderato, pero sin duda se ciernen las primeras dudas tras lo ocurrido en ligas pasadas.

?Piñeiro, Iglesias, Arias (3), Martínez (1), Brais (4), José (8), Couso -equipo inicial-, Koustof, Torres (1), Yuque (2), Diego, Neira (4), Malvido, Martín, Cruz y Argibay

?

Ivi, Ramón (4), Losón (1), Bruno (2), Porto (3), José (1), Rubas (4) -equipo inicial-, Iago, Durán, Adrián (2), Jorge (1), Tate (1), Manuel (1), Pachi y Roberto (2)

Tanteador cada 5 minutos: 2-3, 4-5, 5-8, 6-10, 9-12, 11-13 (descanso); 12-15, 15-18, 16-20, 18-22, 22-22 y 23-22 (final).

Árbitros: Santiago Piñeira y Luis Nerlo, de Asturias. Excluyeron en una ocasión a Martínez y Neira del Bueu y en dos a Porto y una a Bruno, Aser, Tate y Roberto del Lalinense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El apagón final del Lalinense posibilitó el triunfo del Bueu