El informe Gómez

PONTEVEDRA

RAMON LEIRO

Resulta muy discutible el resultado presentado por el concejal de Mobilidade de Pontevedra para concluir que tras el cierre de Reina Victoria el tráfico «funciona mejor»

14 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ya se sabe que todo depende del color del cristal con que se mire. Pero lo del «estudio» de tráfico cuyos resultados presentó el viernes el concejal Gómez para justificar el caprichoso cierre de la avenida Reina Victoria con el pretexto ficticio de la pandemia, supera una mera cuestión de perspectiva. Es una jugada de tahúres. Demetrio se hace trampas al solitario. Nos traslada como titular principal del «estudio» que haber capado una avenida sistémica de dos carriles que canalizaba el tráfico diario de más de 10.000 vehículos, ha permitido reducir el tránsito por el centro de la ciudad… ¡en 5.000 coches! Y agrega que el tráfico de la ciudad «funciona» mucho mejor.

Errores groseros

No puede ser que haya tan poca estima a la inteligencia de la ciudadanía pretendiendo sostener semejante ficción en base a un «estudio» de autoría externa, desconocida, con aforadores de tráfico. Aunque las conclusiones fueron suscritas por dos policías locales, uno de ellos el inspector principal.

El informe de 8 páginas que el gabinete de comunicación del Concello distribuyó a los medios informativos contiene algún que otro error grosero en porcentajes de impacto del tráfico y desliza supuestas reducciones de tráfico que fueron citadas, de modo genérico, por el concejal Gómez, pero, realmente, tienen matices.