Pasar el día en alta mar con amigos, una alternativa desde 600 euros al día

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Uno de los yates, de 52 pies, que alquila en la ría de Pontevedra la empresa Sea Galicia
Uno de los yates, de 52 pies, que alquila en la ría de Pontevedra la empresa Sea Galicia SeaGalicia

Los veleros son más asequibles que los yates, que rondan los mil euros

23 ago 2021 . Actualizado a las 11:50 h.

Pasar un día en alta mar ya no es un capricho solo para los que tienen la cuenta bancaria con varios ceros. Embarcar por la mañana a bordo de un velero con diez amigos supone un gasto de 600 euros. Navegar ya no es sinónimo de exclusividad. Si algo bueno ha dejado la pandemia es que el mar se ha democratizado y se ha relanzado el sector náutico. Son cada vez más los que optan por un día diferente para evitar las aglomeraciones de unas Rías Baixas desbordadas en verano. «La explosión de los barcos fue el año pasado y este verano se mantiene. La gente busca aislarse», explica Pablo García, responsable de Sea Galicia, que aunque tiene huecos libres para esta segunda quincena de agosto, reconoce que los fines de semana de este mes son casi imposibles.

Pero, ¿qué precios tienen? A más metros, más euros. Esa es la regla de tres que marca el ocio en alta mar. Así, por un velero para diez u once personas hacen falta entre 600 y 700 euros al día, pero si lo que se alquila es un yate, el coste se eleva hasta una horquilla que va desde los 900 a los 1.500 euros en la mayoría de los casos. Algunos de estos barcos no incluyen combustible ni patrón, que supone 150 euros más al día. «Cada hora de navegación en un yate son entre cien y 150 euros en gasoil», apunta García. En Sea Galicia reconoce que tiene barcos que alcanzan hasta los 3.000 euros al día. Esos megayates de lujo están demandados habitualmente por futbolistas en sus días de descanso o vacaciones. A veces son hasta varias embarcaciones de la misma envergadura las que salen a navegar juntas, pero no es lo más habitual.

Carlos Agra, responsable de la empresa Eolo, asegura que tiene una flota de barcos en alquiler disponibles desde los 300 euros. «Son veleros de nueve metros de eslora para cuatro o cinco personas con patrón. Si ya es de 12 metros el precio se dobla», apunta el responsable de esta empresa que opera con base en Sanxenxo. La mayoría de los clientes cogen el barco en este puerto y en Portonovo para navegar hasta Ons o Aldán, donde fondean hasta regresar a puerto. La capital turística de las Rías Baixas acapara casi el 100 % de la oferta de la ría de Pontevedra, aunque todavía hay suficiente margen para crecer.