«Cocemos marisco en la plaza para que hoy esté en Marbella»

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Ramón Leiro

Dos cocineros del Mercado de Pontevedra envían la mercancía preparada en el día a todo el país

01 ene 2021 . Actualizado a las 17:32 h.

El Mercado de Pontevedra era ayer el corazón de la ciudad. Latía gracias a los cientos de personas que desde primera hora pasaban por allí. Muchos clientes esperaban en las escaleras de entrada para hacer las últimas compras antes de despedir al año y otros hacía cola en los puestos. El bullicio de quién da la vez marcaba la jornada en la planta baja del edificio de la calle Sierra, mientras la calma del segundo piso, con la oferta gastronómica casi cerrada, la rompían Leticia Fuentes y Javier Olmos. Sus cocinas veían pasar marisco desde primera hora. Y es que ellos cocinan para el resto.

El Mercado de Pontevedra ofrece un servicio poco habitual en las plazas. El cliente puede comprar el producto en la planta baja, subirlo para que ellos se lo cocinen y llevárselo a casa ya preparado. Cumplen una década haciéndolo. Cada uno en su local. Leticia Fuentes, en el bar Plaza, y Javier, en Los Olmos, situados en los dos extremos de la plaza. «Cocemos el marisco para que hoy esté en Marbella y Madrid», explica Leticia, que está en los fogones junto a su madre Basilia Camino, cocinera desde joven para grandes eventos, y que cuece bogavante y cigalas para enviar a la Costa del Sol.

Javier Olmos prepara al alimón pedidos para Málaga y Santander, además de los que envía a la capital de España. A las nueve de la mañana de hoy estarán en destino. La logística para servirlo en menos de diez horas no deja margen de error. «Metemos la mercancía en porexpán y fría. A las cinco de la tarde la dejo en la empresa de reparto en Pontevedra y a las siete sale hacia Benavente. Allí la recoge otro servicio de reparto y a las nueve de la mañana está en Málaga lista para servir», apunta Olmos, que reconoce que esta demanda para Fin de Año y Nochebuena es cada vez mayor. Leticia Fuentes confirma ese aumento, pero reconoce que el verano es, para ella, un momento muy fuerte de trabajo. «Aquí abajo tenemos el mejor producto y es fresco», asegura esta joven cocinera.