Un san Benito diferente

La tradicional fiesta del monasterio de Lérez se transformó para cumplir con las exigencias de la lucha contra la pandemia


Pontevedra / La Voz

La romería de San Benitiño de Lérez, en Pontevedra, puede que este año no cuente con la tradicional verbena, pero no dejó de congregar a un gran número de devotos, eso sí, con unas medidas de seguridad de las que ni el santo se libró, ya que la imagen iba debidamente protegida.

El aceite, en monodosis. El aceite de San Benito, al que se le atribuyen propiedades curativas sobre todo para las afecciones cutáneas se dispensó como cada año, pero en esta ocasión, para mantener las medidas de seguridad a las que obliga el covid se facilitó a los fieles en monodosis. 

Igual, pero distinto. Los fieles mantuvieron las tradiciones que se repite año a año en este San Benito de verano, pero guardando las distancias y con las mascarillas como protagonistas, una medida que se cumplió de forma generalizada pese a las altas temperaturas de ayer. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un san Benito diferente