La Brilat a pie de calle junto a la policía: «Estamos listos para lo que venga»

Ana Barcala PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Controles de la Policia Local y de la Brilat en las calles de Pontevedra
Controles de la Policia Local y de la Brilat en las calles de Pontevedra Capotillo

Un centenar de soldados y una veintena de vehículos refuerzan las patrullas

20 mar 2020 . Actualizado a las 10:51 h.

Alrededor de un centenar de soldados y una veintena de vehículos de la base General Morillo están en la calle desde hace ya varios días reforzando las tareas civiles en las que se les demanda. Se les ve ya en diferentes puntos de la ciudad aunque por el momento su presencia es discreta. En la base todos los efectivos están preparados para salir en cuanto sean requeridos. La vida militar está ahora condicionada por el objetivo común de frenar el avance del coronavirus y para los más de 2.000 militares de General Morillo han desaparecido los festivos y los fines de semana. «Estamos preparados para asumir lo que pueda venir». Lo asegura Miguel Sánchez de Toco, coronel jefe del regimiento Isabel La Católica, del que forman parte los efectivos movilizados. Se trata además de un destacamento que tiene su origen en la misma unidad en la que sirvió el doctor Francisco Javier Balmis en 1803, encargado de llevar la vacuna de la viruela a América. El jefe de Estado Mayor de la Defensa bautizó con su nombre este operativo especial puesto en marcha para ayudar en las labores de control del COVID-19: Operación Balmis. Y las unidades descendientes de aquella, están ahora en Figueirido. «Su espíritu y excelencia militar continúan intactos en el regimiento y en el batallón Zamora», afirma.

La operación Balmis movilizará medios aéreos, marítimos y terrestres a requerimiento de las autoridades civiles. En Pontevedra, los efectivos de la Brilat están reforzando los operativos específicos de las fuerzas de seguridad. Varios pelotones tienen ya esta misión asignada. Conforman patrullas mixtas con la Policía Nacional o en solitario, dependiendo de diferentes variables. Su presencia en las calles tiene, según reconoce el coronel jefe del regimiento, una buena acogida por parte de los ciudadanos. «Nuestra presencia pretende transmitir un mensaje de confianza, de esperanza y de seguridad que la población necesita mucho ahora mismo».

En estos operativos civiles, los soldados colaboran también en la labor de concienciación que desarrollan Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local, informando a los ciudadanos de las restricciones en vigor para salir de los domicilios. «En general la gente colabora, entiende lo que se les explica y la reacción es muy buena. Para nosotros es importante reforzar esa imagen de Estado: todas los medios trabajando en la misma dirección, coordinados, para contribuir conjuntamente a frenar esta pandemia».