Plan para eliminar bigotes y penes pintados en el cruceiro de las Cinco Calles

La pieza, del siglo XVIII, presenta desde hace algún tiempo varios grafitis realizados con rotulador azul

Pintadas en el cruceiro de las cinco calles, del siglo XVIII
Pintadas en el cruceiro de las cinco calles, del siglo XVIII

Pontevedra / La voz

El histórico cruceiro de la plaza de las Cinco Calles, situado en pleno centro histórico de Pontevedra, sufrió hace unos meses un atentado vandálico en forma de pintadas sobre varias de las figuras que componen la pieza, datada en el siglo XVIII. Concretamente, según informa el área de Patrimonio Histórico del Concello, el ataque consistió «na pintada duns grafitos realizados con rotulador azul, nas figuras de Adán e Eva e de dúas ánimas do Purgatorio que decoran a vara». En una de las figuras los vándalos pintaron un bigote y en las otras, órganos genitales masculinos.

El concejal responsable de Patrimonio, Xaquín Moreda (BNG), prevé iniciar en breve los trabajos de restauración de la pieza, para lo que ya se ha contratado a la empresa especializada BIC Materiales y Conservación y se ha contactado con Patrimonio de la Xunta para obtener el pertinente permiso. «Dada a importancia artística do cruceiro e a localización nunha zona do casco vello moi turística, a concellaría de Patrimonio Histórico foi consciente da necesidade de realizar unha intervención mínima que eliminase os graffitis, procurando sempre conservar a pátina da pedra», explican desde el Concello.

Así, el proyecto de restauración que trasladó el Concello a la Xunta «irá encamiñado, fundamentalmente, á limpeza das pintadas». Se harán pruebas previas con diversos disolventes, comenzando por los más inocuos, «para elixir o máis axeitado e que non altere a pátina da pedra». El método de aplicación, continúan desde Patrimonio Histórico, «será mediante compresas de polpa de papel, cubríndoas cun filme transparente para evitar a evaporación rápida, e deixando actuar o disolvente ata abrandar a pintura, controlando moi ben o tempo de traballo, de xeito que esta poda retirarse despois con algodón ou cepillando con pinceis e, puntualmente, con bisturí ata a súa completa eliminación».

Una obra de cantería reclamada por Lourizán

El cruceiro de las Cinco Calles es una pieza patrimonial datada en el siglo XVIII, adornada con varias esculturas que se extienden por el fuste el capitel y la cruz. Originalmente estuvo ubicado en el barrio de Estribela, y no fue hasta los años 60 del siglo pasado cuando se decidió su traslado al centro histórico. Hace unos años, varias entidades vecinales de Lourizán exigieron ante Patrimonio su vuelta a su ubicación original.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Plan para eliminar bigotes y penes pintados en el cruceiro de las Cinco Calles