pontevedra

Costó algo más de dinero del inicialmente previsto, se alargó también un tanto más su ejecución, pero desde ayer, Pontevedra cuenta con una ciudad de la justicia conformada por dos edificios judiciales que palían la falta de espacio en los antiguos juzgados y la dispersión de sedes que había en la ciudad. La Xunta inauguró ayer, acompañada de representantes de la judicatura y autoridades locales el nuevo edificio judicial de A Parda, conectado con el anterior a través de una pasarela que convierten a ambos en una ciudad de la justicia en la que trabajarán más de ciento cincuenta personas de forma fija, además del continuo trajín de letrados y procuradores, además de ciudadanos.

La inauguración del edificio ?resta ahora un traslado paulatino de la actividad desde el resto de juzgados de la ciudad? se convirtió en una fiesta de celebración de la sintonía de la que hacen gala en sus últimas apariciones conjuntas el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, y el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores. «Celebro que teña estado aquí xa dúas veces no último trimestre, eu me confirmo con que nos vindeiros meses ou anos, veña unha vez ao trimestre para actos coma este», dijo con sorna Fernández Lores. Recogió el guante Alberto Núñez Feijoo no con menos retranca: «Tomo nota do de pasar cada trimestre nos vindeiros meses. E tamén nos vindeiros anos», dijo, en velada referencia al debate sobre su continuidad como candidato del PP a la Xunta y, en caso afirmativo, y de cumplirse los pronósticos de Lores, de su revalidación al frente del cargo. «Tomo nota», insistió.

Pero al margen de la sintonía entre ambos, que ya se dejó ver en la inauguración del edificio de Benito Corbal hace solo unos meses, destinado a usos educativos y sociales, de lo que se trataba ayer era de abrir las puertas al que será el edificio desde el que se administre justicia para una población de medio millón de habitantes, como destacó Feijoo sobre el partido judicial de Pontevedra, que atiende, además de a la ciudad, a todo su entorno. En este sentido Lores destacó que es de las pocas áreas de Galicia que apuntan a un crecimiento poblacional, en contraposición con lo que sucede en el resto de Galicia. De hecho, el nuevo edificio judicial se ha previsto con espacios libres en sus dos últimas plantas para afrontar futuras ampliaciones, gracias a una inversión de más de 21 millones de euros. Por sus seis plantas se repartirán diversos servicios: la planta baja y la primera albergarán el registro civil, las 16 salas de vistas, los despachos para abogados, procuradores y trabajadores sociales o el servicio común de actos de comunicación; y, en el resto de plantas se situarán los juzgados con capacidad para 28 en total, si bien inicialmente estarán activos 14 (5 de primera instancia, 2 del mercantil, 4 del social y 3 del contencioso administrativo), además de contar con dos plantas de sótano con un aparcamiento para los trabajadores y con los archivos, entre otras dependencias. En total se han invertido 21 millones de euros, según recordó el presidente de la Xunta de Galicia.

La inversión en Pontevedra se mantendrá en los próximos meses y años, como destacó también Fernández Lores. Núñez Feijoo le puso cifras: doscientos millones de euros. A lo invertido en la ciudad de la justicia hay que sumar las próximas aportaciones para la remodelación de la estación de autobuses y su conexión con la de tren, además de la obra estrella de ampliación del hospital Montecelo para unificar también allí los servicios sanitarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Pontevedra inaugura su ciudad de la justicia