2010: ¿Qué le pasó a Sonia Iglesias?

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

RAMON LEIRO

La ciudad acababa de despedir las fiestas de A Peregrina del 2010 cuando se produjo la desaparición de la pontevedresa. El último lugar donde estuvo, una zapatería cuyo titular ya se jubiló tiempo atrás

06 ago 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

En los últimos nueve años, tres comisarios de la Policía Nacional y otros tantos subdelegados del Gobierno han pasado por Pontevedra. Y todos con la espina clava de no haber podido dar una respuesta satisfactoria a la familia de Sonia Iglesias, quien desapareció el 18 de agosto del 2010. En este tiempo, han sido innumerables las pesquisas, las actuaciones policiales, los interrogatorios... pero nada ha arrojado luz sobre qué pasó aquella mañana.

La causa judicial permanece archivada provisionalmente, si bien los agentes nacionales adscritos a este caso no olvidan. Esto explica que, cada cierto tiempo, la Fiscalía tenga conocimiento de nuevas líneas de investigación, de nuevas diligencias. Y sin embargo, lo cierto es que poco se ha avanzado desde aquel día.

Los hechos que están acreditados son que Sonia Iglesias y su pareja y padre de su hijo, Julio Araújo, salieron juntos del piso que compartían en el barrio de Campo da Torre para dirigirse a una zapatería ubicada en la calle Arzobispo Malvar. Este negocio, cuyo titular se jubiló hace ya algún tiempo y quien lo relevó señala este lunes desconocer todo lo acontecido hace nueve años, fue el último lugar donde se situó fehacientemente a la pontevedresa aún con vida.