K.O. a la desigualdad

Tatiana Cid es campeona gallega en una disciplina como el boxeo en la que las mujeres representan solo el 20 %, pero que cada año gana más cantera en toda Galicia


pontevedra / LA Voz

Tatiana Cid da golpes de igualdad en cada movimiento que hace. Hace apenas dos años que empezó a boxear y esta marinense se ha proclamado ya campeona gallega en 60 kilos. Es una de las pocas mujeres que compiten en la comarca, pero a sus 31 años anima a sus compañeras a que den el salto de los entrenamientos a la competición. Ellas representan solo el 20 % de las fichas de la federación, pero su esfuerzo está valiendo para que los más pequeños se unan a una disciplina tradicionalmente muy masculinizada. Desde la Federación Gallega de Boxeo, su presidente, Manuel Planas, da un dato muy significativo para certificar esta evolución. «En el último campeonato gallego escolar, donde participan menores de 16 años, el 37 % de las participantes eran niñas», explica el máximo responsable, que cree que estamos ante un cambio generacional importante.

La boxeadora del Mat’s de Marín está lejos de esos 16 años, pero representa bien la falta de mujeres en el boxeo. Para participar en una velada en Asturias tuvo que bajar 3,5 kilos para poder tener una rival en su peso. Poco después, cuando compitió en el campeonato gallego, tuvo que volver a subir de peso para, otra vez, encontrar rival. «Solo había una chica de 60 kilos, no pude llegar a su peso y hubo que pactar para poder competir, la federación es muy estricta y no deja diferencia de pesos», explica Cid, que en cada uno de esos procesos se somete a una dieta estricta diseñada por un nutricionista. El peso influye directamente en la pegada, por eso la normativa es bastante rigurosa, aunque se pueden hacer excepciones para que exista competición. Cid empezó solo entrenando y poco después dio el salto al contacto y de ahí a la competición. «Al principio me sentía frustrada porque necesita mucha coordinación y a veces regresaba al trabajo con un ojo morado o un labio partido, pero una vez que te enganchas y te salen las cosas, ya no tienes escapatoria», comenta esta joven dependienta, que trabaja en unos grandes almacenes de Vigo y regresa a Marín cada día para entrenar dos horas.

Pasos para potenciar el boxeo

La federación gallega ha dado un paso de gigante al incluir una partida presupuestaria para que en las veladas se incluyan combates femeninos. «Es más costoso porque a veces los clubes tienen que traer competidoras de otras comunidades porque no hay aquí», señala Planas, que espera que las cerca de 400 mujeres federadas que hay en la comunidad siga creciendo. Tatiana pone un ejemplo claro, en la velada del próximo día 16 en A Cañota habrá solo un combate femenino, frente a las diez peleas masculinas. Pero toda cruz tiene su cara y cree que «en los últimos años está creciendo el boxeo femenino, aunque en Marín por ahora solo competimos dos». Los objetivos de Cid son seguir creciendo y entrenando cada vez más para llegar a una prueba nacional. «Sé que empecé demasiado tarde, pero ahora me obsesiona», reconoce esta campeona, que anima a sus compañeras a creer en ellas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

K.O. a la desigualdad