«Los voluntarios son nuestros ojos y oídos»


pontevedra / la voz

Carmen García Hijano es psicóloga y coordinadora de voluntariado de hospitales y domicilios de la AECC. Esta profesional explica cómo es el proceso que se sigue.

-¿Cualquier persona puede ser voluntaria en hospitales?

-Siempre se hace una entrevista previa y se le informa de la labor para decidir en qué departamento de voluntariado quiere estar, qué es lo que le motiva... Se le pregunta si ha tenido alguna experiencia anterior para valorarlo y orientar. Después pasa por una formación general y otra específica. Hacen prácticas y aprenden con voluntarios veteranos. Es esencial porque van a estar con población sensible que atraviesa momentos delicados. Tienen que pasar por un momento vital estable y no pueden estar atravesando un período de duelo.

-¿Cuál es el perfil del voluntario?

-Tenemos jóvenes con inquietudes por la rama sociosanitaria y personas que han padecido la enfermedad de forma directa o indirecta. Hay que tener un grado importante de empatía y de motivación para dirigir la ayuda y entender la necesidad de acompañar. Se trata de hacer la estancia más llevadera y agradable.

-¿Se hace un seguimiento?

-Sí, claro. Cada mes y medio se hace un seguimiento de cada voluntario para reforzar la formación o abordar situaciones que se encuentran en el hospital. Hacen una labor impagable y son los principales derivadores a los servicios de la asociación. Son nuestros ojos y nuestros oídos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Los voluntarios son nuestros ojos y oídos»