Touriñán: «Son chistoso cando me pagan»

Bea Costa
Bea costa CAMBADOS / LA VOZ

PONTEVEDRA

MARTINA MISER

No llegó a pintor ni a futbolista, pero tiene mucho arte y con su Manolo mete goles de risa

18 feb 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Lo tenía pendiente y esta tarde saldará su deuda. Xosé A. Touriñán estará en la Festa do Momo, la despedida más multitudinaria del entroido de Vilanova que contará con el de Culleredo como estrella invitada. De aquí a comprarse una casa en el pueblo no queda nada, bromea, pero el caso es que esta temporada se dejará ver bastante por tierras arousanas. Después de los carnavales volverá en Semana Santa, pero no para ir de procesión. El día 30 y 31 de marzo estrenará en A Illa Somos Criminais con Carlos Blanco y el 11 de abril hará doblete en Vilagarcía.

Desde que un Día das Letras Galegas, hace quince años, asomara por Luar con Marcos Pereiro dando vida a las cantareiras de Ardebullo, Touriñán ya nunca se bajó del escenario ni dejó de ponerse tras las cámaras. Pronto lo veremos en la pequeña pantalla en una serie de narcos, dando vida a un hijo de Charlín, en Fariña. Entre tanto, sigue abonado a ese Manolo que asoma cada jueves por Land Rober junto a la exuberante Concha, personaje que lo ha acabado de encumbrar.

Por de pronto, ya ha conseguido ser un icono del entroido, codeándose con Trump, indios y peliqueiros. «Nestes días chegáronme unha chea de fotos de disfraces de Manolo e Concha polas redes. Todos os meus personaxes acabaron sendo personaxes de entroido, e iso é un orgullo», señala.