Las «penas» del coronel

Miguel Estévez Lara deja la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra rumbo a la Embajada de Chile con muchos éxitos y alguna espinita clavada


Pontevedra

Al coronel de la Guardia Civil Miguel Estévez Lara le quedan algunas penas y muchos éxitos de su paso por la Comandancia de Pontevedra. A apenas unas horas de dejarla rumbo a la Embajada de España en Chile, el alto mando ha querido hacer balance, y en el debe solo le queda un tipo de delito, pero de los que no se borra fácilmente: el que se comete contra las mujeres y los niños. Destaca con especial dolor el crimen del «monstruo» de Moraña, tal como él mismo lo definió en un encuentro con los medios que acaba de terminar.

En el haber, las operaciones contra el narcotráfico y otras muchas contra delincuentes de toda clase. 

Y por delante, cuatro años mirando por la seguridad de los 70.000 españoles que residen en el país andino, y un regreso que lo llevará directamente a la reserva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Las «penas» del coronel