Lores y Juan Luis Pedrosa no quedaban ni para comer

Ocurrió el 13 de enero 2002


Corría el año 2002 y la política autonómica andaba revolucionada por un hecho entonces insólito: el presidente de la Xunta, Manuel Fraga (PP), y el portavoz nacional del BNG, Xosé Manuel Beiras, habían quedado para comer en lo que se antojaba como una normalización de las relaciones. Surgió entonces la duda: ¿seria posible reproducir el encuentro a nivel local? ¿Podrían quedar para comer el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, que ya llevaba dos años y medio en el cargo, y su antecesor, el «popular Juan Luís Pedrosa, por entonces líder de la oposición? La respuesta fue que no, que no habría cita culinaria. Pedrosa afirmaba estar dispuesto a quedar, aunque decía que era difícil entenderse con Lores. Para el alcalde, reproducir a nivel local una cita como la de Fraga y Beiras, simplemente no tenía «razón de ser», pues Pedrosa se negaba a asistir a las juntas de portavoces en el Concello.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lores y Juan Luis Pedrosa no quedaban ni para comer