«Pensabamos que era un mundo igualitario, pero non o era tanto como parecía»


Cómo era la vida en los castros, esas construcciones altas en las que buscaron refugio los primeros pobladores organizados de Galicia. Pues aún hay mucho que descubrir. Las excavaciones están contando nuevas historias.

El arqueólogo jefe de la Diputación de Pontevedra, Rafael Rodríguez, está, junto a su equipo, inmerso en la redacción de las conclusiones que han sacado de una de las primeras excavaciones que han completado: la del castro de A Guarda. Allí han descubierto una reorganización total de la trama urbana del castro a lo largo de los siglos que les ha llevado a replantearse algunas cosas.

«Pensabamos que era un mundo igualitario, pero non o era tanto como parecía», explica. En un momento dado se construyen en el castro espacios diferenciados, en función de la propiedad privada y los espacios comunes. «Foi a partir do I a. C. cando se constata a diferenciación entre un mundo privado e público no asentamento, con edificacións de carácter social ou relacionadas co mundo das crenzas».

Ahora queda por delante la revelación de otros muchos secretos. Pronto se arrancarán las excavaciones en Adro Vello, en O Grove, y en junio se empezarán los trabajos en el castro de A Lanzada.

Rafael Rodríguez dirige las excavaciones de los castros de la provincia de Pontevedra

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Pensabamos que era un mundo igualitario, pero non o era tanto como parecía»