De rompe y rasga


Le divierte pintarse bigote y le gustan las frases tajantes. Su primer disco no dejaba lugar a dudas, Se rompe o se raja, una expresión chilena que significa algo así como ahora o nunca. Y en su segundo disco, sigue en esa línea: Ser y vencer.

De momento, Vanexxa, a quien algunos ven como una mezcla de Nina Hagen con Christina Rosenvinge, ha ganado ya varias batallas. Por ejemplo, la de dar el salto de la escena a la música. Se formó durante seis años en la escuela de Cristina Rota, y trabajó como actriz incluso en una compañía propia, Le Vouyeur, junto a varias amigas. Ellas la bautizaron como Vanexxa, nombre que decidió seguir utilizando en su faceta musical. Y de esa etapa conserva su look distintivo de cabaré alemán con el que ha salido al escenario diciendo cosas como «funcionario bueno, funcionario muerto».

Su primer trabajo era «inclasificable». «Me gusta buscar la contradicción, la vida está llena de ellas», señalaba. Rock (con una versión sorprendente del Hey de Julio Iglesias), punk, hip hop... Todo tenía cabida en ese debut con letras muy estudiadas que recibió halagos y también críticas por su «pretenciosidad». Tan necio es el amor fue su carta de presentación para el segundo disco, que mantiene ese espíritu ambiguo y transgresor pero según ella, siempre sincero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

De rompe y rasga