«Me dijeron el número en sueños y lo compré»

Elsa Altagracia Altequiez compró dos boletos del 51244; uno se lo quedó ella y otro se lo envió a su cuñada, que reside en Suiza


Ourense / la voz

Elsa Altagracia Altequiez llegó a la administración de loterías de Xinzo dispuesta a atender a los medios de comunicación con toda amabilidad y a repetir, tantas veces como le fue requerido, su singular historia como propietaria de uno de los dos únicos boletos del 51244 expedidos por ese establecimiento y agraciado con el segundo premio. De hecho, ella compró también el otro décimo, aunque cuenta que se lo envió a su cuñada, que reside en Suiza.

A esta agraciada el premio no la pilló del todo por sorpresa, según ella misma contó nada más entrar por la puerta: «Traigo un vestido rojo nuevo y zapatos rojos. Esta mañana me dijeron que tenía que vestirme así porque hoy iba a ser un día especial. Y mira por qué era». Quienes le hicieron tal recomendación fueron los mismos que le sugirieron que jugara al número agraciado: «Fueron mi don y mi Dios: me lo dijeron una noche en sueños. Soy vidente, tengo ese don desde niña y me dedico a eso, en eso trabajo. Yo he ayudado a que tocara a otras personas otras veces», explicó. Efectivamente, a esta dominicana que lleva ya 14 años viviendo en la capital limiana se la conoce por ejercer la videncia. Aunque también por haber sido condenada por falsificación de certificados para facilitar permisos de residencia y trabajo a inmigrantes. Ella misma aludía ayer a ese problema por el que también había salido en la prensa. «Ayudé a toda mi familia a venir aquí con contrato de trabajo y con mi dinero, pagándoles vuelos y todo para sacarlos a camino», dijo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

«Me dijeron el número en sueños y lo compré»