La federación de venezolanos crece en número de usuarios

El secretario xeral de Emigración, Rodríguez Miranda, visitó las instalaciones ourensanas por primera vez


ourense / la voz

Desde que en septiembre se inauguró la oficina de la Federación de Venezolanos en Galicia (Fevega) de Ourense el número de personas que hasta allí se han acercado pidiendo asesoramiento ha ido en aumento. Tanto es así que han tenido que implantar la atención con cita previa.

Sonia Sánchez, directora cultural de la asociación Alma Llanera, explicó en la visita que realizó el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, que hace seis años decidieron juntarse y agrupar a todas las asociaciones de venezolanos que había repartidas por Galicia bajo una misma federación. «Con eso logramos unirnos y poder firmar un convenio de colaboración con la Xunta», afirmó. Un convenio, dotado con 20.000 euros, con el que se logró poner en funcionamiento esas oficinas y que forma parte de una batería de medidas diseñadas por el departamento autonómico para dar respuesta a la creciente demanda de retorno.

En estas condiciones -y ante el crecimiento de gallegos retornados que piden ayudas de la línea estratégica para emprendedores- el secretario visitó las instalaciones en las que trabajan dos administrativos, un abogado y dos médicos. En la que es su primera visita oficial a la sede, Rodríguez Miranda destacó la labor que estas personas realizan de forma voluntaria con la comunidad venezolana y anunció que la intención de la Xunta es que el año que viene se incrementen las ayudas económicas actuales. También incidió en que para poder llegar a un mayor número de beneficiarios, es imprescindible la máxima colaboración ciudadana posible. «Hai moita xente que ten necesidade e por vergoña non o di», comentó el secretario con los trabajadores del centro durante el encuentro. «Estes voluntarios tamén están abertos a atender e asesorar a persoas que chegan de calquera outro país, aínda que maioritariamente veñan de Venezuela», finalizó.

Apoyo y orientación

«Aquí acogemos a las personas retornadas y les damos cierta información y las derivamos a los organismos correspondientes de acuerdo a los intereses que tenga cada uno. Ejercemos una labor de compañía también porque cuando llegan muchas veces no conocen la ciudad», explica Virgilio Morello. Él lleva tres años y medio en Ourense y ahora trabaja como voluntario en la federación. «Es importante decir que nosotros no interferimos en sus trámites o en las peticiones que realizan, sino que lo que hacemos es prestarles apoyo social. También les informamos de la documentación que sus familiares deben traer si quieren venir a España para ahorrarles los mayores problemas posibles o que puedan pedir las ayudas que necesiten», incide.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La federación de venezolanos crece en número de usuarios