Un supuesto caso de corrupción de menores se desinfla y acabo limitado a dos detenidos por narcotráfico en O Barco

La presunta trama de perfil sexual con nueve implicados se diluyó y se ciñe ahora al hallazgo de cocaína en un club de alterne


ourense / la voz

Las puertas del club de alterne El Dorado, en O Barco, están cerradas. Se mantienen así desde el pasado mes de agosto, a raíz de una operación de la Guardia Civil que se había anunciado como el desmantelamiento de una supuesta «organización criminal dedicada a la captación de menores para su explotación sexual en clubes de alterne», dirigida por un juzgado de Huelva y con extensiones en Madrid y Ourense. El caso, meses después, se ha desinflado para siete de las nueve personas que habían sido arrestadas en aquel momento. Solo dos permanecen encausadas, pero no por trata de seres humanos, corrupción de menores o agresión sexual, sino por un presunto delito contra la salud pública, al haber aparecido, precisamente en O Barco, alrededor de un kilo de cocaína, según la información que entonces se había conocido.

El archivo de la causa para la mayoría de los implicados ha dado lugar a que desde el juzgado de La Palma del Condado, en Huelva, se haya remitido a los juzgados de O Barco la única parte que se mantiene, que es la que corresponde al tráfico de drogas.

De este modo, la decisión sobre el mantenimiento de la prisión provisional del propietario, situación en la que también se encuentra uno de los empleados del club, se tomará en la capital de Valdeorras y no en Huelva.

La detención de estas dos personas, como parte de aquella gran operación de la Guardia Civil, había causado una notable sorpresa en la comarca por las referencias que se hacía a la intervención de menores. Del caso había hablado incluso un portavoz del instituto armado en uno de los programas matinales de televisión de máxima audiencia. Se hacía entonces referencia a un supuesto empresario, con negocios en Bulgaria, que pretendía hacer una fiesta con menores. Esa pista, cuya fiabilidad ha quedado en entredicho a medida que avanzaba la instrucción judicial, es la que al parecer arrastró la investigación hasta O Barco.

Los dos investigados en este asunto, que estuvieron en prisión en Huelva hasta hace pocas fechas, se encuentran actualmente en Pereiro. Hace menos de un mes que la Audiencia Provincial de Huelva desestimó su solicitud de libertad. Ahora, de regreso a Ourense, la comparecencia de los dos encausados en el Juzgado de O Barco 2 dio lugar a que los implicados plantearan de nuevo la petición de libertad, a la que el fiscal se opuso de manera expresa, al estimar en que menos de un mes no se había producido cambio relevante ni significativo en su situación.

La jueza decidió mantener la prisión, que, con toda probabilidad, será motivo de recurso para que resuelva la Audiencia de Ourense, ahora que la única parte del caso que sigue adelante es la de tráfico de drogas.

El juzgado de Huelva que instruyó el caso archivó las actuaciones sobre siete arrestados

El asunto ha llegado al juzgado de O Barco por un único delito contra la salud pública

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un supuesto caso de corrupción de menores se desinfla y acabo limitado a dos detenidos por narcotráfico en O Barco